jueves, 26 de marzo de 2015

Este jueves un relato; Palíndromos.

Este jueves nos conduce Charo, quien nos propone hacer una historia a partir de un palíndromo a nuestra elección entre los que ella nos propone, !ahí vamos!.


SE VAN SUS NAVES

Vino desde tierras lejanas donde no existe el mar, aquí tampoco hay mar, por eso siempre lo añoro, no se si fui yo quien le enseñé como bucear en mis ojos y pasear por el fondo del mar o simplemente sabía como hacerlo, el caso es que buceó. Él es el único ser que me miró sin miedo ni asustarse de mi cola de pez, puede que por ello yo si me asustase de él.
Al verme retroceder donde lo había provocado, armó su propia flota, nada lo detiene, es valiente, obcecado, nunca se pone límites, es un hombre con alma de pez… ¿cómo no enamorarse de él?.
Me miró desde lo alto de proa y me preguntó con la mirada tres atardeceres, tres, si iba a irme con él y yo no contesté, barada en la arena el ancla del miedo y mil cosas más que no entiendo me mantienen estática en la arena de la playa.
SE VAN SUS NAVES, por muchas vueltas del derecho y de revés que le de SE VAN SUS NAVES, ya no me mira, me tendió su mano llena de posibles, de sueños, de aventuras, de latidos, de deseos, de amor y yo me reforcé de escamas de acero… ¿o simplemente lo imaginó mi deseo?
.
Solo sé que ahora contemplo como SE VAN SUS NAVES, y lo leo del derecho y del revés, a través de un mar salado que se desborda por mis pestañas y no puedo ya hacer nada, SE VAN SUS NAVES y yo, sirena cobarde, me quedo en la arena barada y sin saber si una caricia suya sería capaz de hacer caer todas mis escamas.


18 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Al empezar leerte intuí para donde iba a ir tu relato, sirena.
Esas faltas de decisión tan inoportunas. Es por culpa de una faceta oculta en algunas personas, ya seah humanos, demiurgos o sirenas, que lleva a boicotearse a uno mismo.

Carmen Magia dijo...

Me encanta la fantasía y las sirenas... Es precioso.

Muchos besos

José Vte. dijo...

Preciosa historia de amor con triste final. Dificil superar el reto de convertirse en humana por amor.
Que maravillosas sirenas describes, llenas de sentimientos y dudas. Y la manera en que has encajado el palíndromo ¡chapo!

Un abrazo

Yessy kan dijo...

Encantador relato. Una mala elección o decisión nos desvían para toda la vida de nuestros sueños. Porque lo dejastes partir sirenita?
Un beso

Carmen Andújar dijo...

Bonita historia de amor entre el marino y la sirena, lástima que el final no fue feliz.
Un abrazo

G a b y* dijo...

Qué bonito! Una historia que bien puedo entender, porque soy como esa sirena que deja escapar oportunidades solo por temor. Leerte me erizó la piel, pude sentir esa especie de dolor y cuestionamiento, cuando la distancia que encausamos ya es una concreción irreparable y no hay vuelta atrás.
Has sabido llevar adelante el reto, de una manera romántica, poética y plena de sensibilidad. Me encantó!
Besos!
Gaby*

Fabián Madrid dijo...

Muy bonito y muy sentido. Lo que se saca fuera no se pudre dentro.
Un beso (en las escamas).

Charo dijo...

Es un relato precioso y conmovedor por la tristeza que se apodera de la sirena por no ser capaz de arriesgarse a irse con su posible amor y quedarse varada en la arena.
Has utilizado la frase maravillosamente bien. Me ha encantado!
Muchas gracias por participar.
Besos

casss dijo...

Ay! sirena. Siempre conmueves con tus letras. Quedo anclada no por el miedo sino por la admiración y el gusto, en esas letras plenas de sal y amor.

Estate atenta la próxima vez y toma esas naves... ;)

besosss

Sindel dijo...

Qué preciosa y triste historia. Es conmovedora, ese renunciamiento a una vida nueva, esos miedos al cambio, y ese dejar que se escapen sus manos de nuestro destino.
Me ha encantado, y emocionado.
Un beso enorme.

San dijo...

Susu que bello, esas naves duelen verlas alejarse, tus palabras cargadas de sentimiento y emoción nos las muestran y duelen.
Besos sirenita.

Tracy dijo...

Un relato FANTÁSTICO tanto en la forma de haberlo escrito como en el argumento.

Pepe dijo...

Pienso que si las naves parten y la sirena queda varada en la orilla, hay algo que la retiene y no creo que sea sólo miedo al riesgo o a lo desconocido. A lo mejor, con el tiempo, descubre que fué una decisión acertada seguir varada en la orilla.
Bonita historia instrumentada en torno a ese SE VAN SUS NAVES propuesto por Charo.
Un fuerte abrazo.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Me gustó esa apuesta tuya por destacar la doble lectura de la frase para acentuar la triste sensación de la despedida.
Un abrazo

rosa_desastre dijo...

Bucear en tus ojos es beberse todos los mares... Su sed y tu sed volverán a encontrarse.
(Te lo dice la bruja del pelo colorao)
Mil besos.

rodolfo dijo...

algo de erótico tiene esto de palíndromo, pero echemos tierra en el asunto
nos vemos en Aranjuez ?
cuidatetadiuc

RECOMENZAR dijo...

Me ha gustado mucho leerte

Navegante dijo...

Navegando al azar me encuentro con esta belleza de relato. Todo un placer leerlo.
Saludos.