jueves, 19 de marzo de 2015

Este jueves un relato:A través de la ventana.



Arrebujada en una pañoleta me dirijo a tu casa, me espera una taza de café caliente, una charla como siempre cómplice y agradable, hace días que no nos vemos y a pesar del frío de la mañana voy contenta al encuentro... llamo una vez, bajito por si él duerme que siempre le gusta remolonear en la cama y nos deja que las chicas hablemos de nuestras cosas... espero y vuelvo a insistir un poquito más fuerte, pero nada, decido dar la vuelta y tocar por la ventana pero os veo allí, abrazados, rompiendo el frío de la mañana en jirones, debo irme pienso, pero la escena me atrapa como la mejor película de cine, una puesta en escena perfecta, unos actores entregados como si la vida les fuera en ello, no exactamente, es como si la misma vida brotase de ese abrazo...
Os veo entregaros el uno al otro, sé que debo dejar de mirar, pero no puedo hacerlo, la pasión me atrapa, me veo envuelta en oleadas de calor, de pasión, de deseo, de amor, y una punzada de vergüenza me martiriza por estar allí como simple mirona, pero no puedo moverme, me conquista cada uno de sus movimientos por tu piel, cada una de las caricias que le dedicas, es delicioso mirar como os amáis y dejarse embargar por los sentimientos que parecen desbordarse y escaparse por las ranuras de la ventana y colarse directamente en mi cuerpo, invadiéndolo, violándolo, tal es así que ya no se quien observa a quien, si yo estoy invadiendo vuestra intimidad o sois vosotros los que me poseéis, lo sé, no he sido invitada a esta fiesta, pero me he visto arrastrada a ella sin poder oponer voluntad ninguna, que no soy dueña de mí misma, ni de mi cuerpo que no responde a mi mente que le dice, “vete”, y siento en mí cada caricia, no las de él hacia ti, si no todas y cada una de ellas, las que das, las que recibes, por lo que creo que no caben más sensaciones en mi cuerpo y siento estallar mi interior justo a la vez que llegáis al orgasmo, y no han sido dos, si no tres, y me sorprendo tanto que casi me fallan las piernas...
De repente me miras y me sonríes como si tal cosa, me giro dispuesta a irme por no estar en condiciones de darte una explicación, que aún siento mareos y el cuerpo rendido por la sacudida de unas sensaciones tan desorbitadas, tan invasoras que no les he podido oponer defensa alguna, pero abres la puerta y me gritas...
...¿dónde crees que vas?...
Me vuelvo tranquila y sonriente, siempre sé en tu tono de voz que es lo que sientes, si ya nos miramos nuestras miradas desde niñas se lo cuentan todo y con solo mirarte sé que no tengo que darte explicaciones que ya lo sabes todo, y es tan inexplicable como cierto, tan sencillo como no necesitar razonarlo, imposible de pasar por criba social o moral, solo por el corazón que nunca se equivoca ni puede tener mala intención... dos cuerpos en esa cama, solo dos... tres corazones al unísono en una sola explosión...

El resto de participantes en casa de nuestra querida Gaby

20 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Me gusta lo transgresor del relato, a normas dictadas por quien sabe quien, que sería interesante romper en esas ocasiones.
Tres corazones. ¿Por que no?

Carmen Andújar dijo...

En este caso esa ventana fue la ventana indiscreta; pero que culpa tenía el pobre si estaba allí.
Me gustó mucho el clima que has creado en tu relato.
Un abrazo

Yessy kan dijo...

¡Un espectáculo precioso el que nos has relatado, Susurros! Desbordante tu erotismo.
Despierta el deseo de entrar por la ventana y hacer un explosivo threesome. Quiza a el o ella no le importaria. ;0)
Un beso

rodolfo dijo...

Qué sofoco me ha entrao quilla, me se ha arremolinao un no se qué y un qué se yo que,,,
Y es que todos tenemos algo de voyeurs desde la infancia, hasta el final. Forma parte de la evolución humana, sin esas ansias aprender estaríamos andando de primates a 4 patas.
Un beso sirenita

Carmen Magia dijo...

Me ha gustado muchísimo como has expuesto cada sensación, porque calaba al leerlo. El amor es digno de ser contemplado. Sentir siempre es bueno, es vida...

Muchos besos

Charo dijo...

Un relato muy excitante y muy bien contado. No hay por qué escandalizarse de esos sentimientos que tiene la protagonista pues si hay amor es algo natural, sin embargo ella se siente culpable seguramente por la educación recibida.
Me ha gustado mucho
Un beso

Sindel dijo...

Excelente relato, deseos que se despiertan a través de esa "ventana", que no se pueden contener, y que no veo por qué habría que reprimir.
Me ha gustado mucho leerte y sentir tus letras pasionales, y profundas.
Un beso enorme.

San dijo...

Todo el texto me ha parecido precioso Susu, pero ese final, dos cuerpos entregados, pero tres corazones latiendo...eso, eso es un broche redondo.
Besos sirenita.

G a b y* dijo...

Un relato que derrama sensualidad, pasión, todo, a través de unos ojos que saben cómo beber el momento placentero al que se enfrenta, fisgoneando tras la ventana. El final, quizá inesperado, da certezas de esa complicidad que reina entre los personajes. Excelente aporte!
Muchas gracias por decir presente en la convocatoria y regalarnos esta joyita con ese gustillo muy tuyo.
Besos!
Gaby*

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Un ménage à trois muy sugestivo, rozando el límite de lo prohibido, que atrapa al lector que tampoco puede, como la observadora furtiva, dejar de mirar por esa ventana.

Un abrazo

José Vte. dijo...

Una ventana y una mirada indiscreta, dos cuerpos retozones y la culpabilidad de sentir como el deseo atrapa a través del goze de otros. Como bien dices en ese final genial: "dos cuerpos en esa cama, pero tres corazones latiendo".
Que relato más bien narrado y que sugerente, atrapa desde la primera palabra y no te suelta hasta el final. Muy bueno.

Un abrazo

rosa_desastre dijo...

Asomarse a esa ventana con las sensaciones a flor de piel, de par en par el deseo, los ojos entornados, abierta la vida....que lindo.
Un abrazo

Loquita Diplomada dijo...

Cuanta complicidad y entendimiento entre esas amigas...
La descripción de las emociones que iba atravesando la chica al mirar por la ventana está sensacional :P

Un beso!

Alfredo dijo...

¡RELATAZO! Magnífica trama. Magnífico enfoque. Magnífico estilo. También sin escamas lo bordas. Besos

Matices dijo...

A mi me has dejado... a ver... que te digo. Pues mira no comento el fondo. Ya te lo han dicho todo, talvez este sea tu estilo, donde mejor nadas... en el interior de las historias y en tu interior aunque te cueste reconocerlo "so ñoña"...
Si eres un dulce...!!! aunque eso yo, ya lo sabía.
Besos

Lola Barea dijo...

Hola Susurro, muy buenas tardes.
A parte de una rica taza de café también le esperaba un romántico, apasionado, sensual espectáculo...a través de la ventana, buen relato amiga.
Ha sido un placer leerte.
Te dejo un fuerte abrazo.

Lola Barea.

Fabián Madrid dijo...

Me gusta este lado tuyo de escritura.
Un beso (solo de papel)

LAO Paunero dijo...

Se entecruzan el deseo, tal vez un amor reprimido o un poquito de envidia... Dos amigas pueden llegar a ser muy rivales llegado el caso.... Muy bien relatado!

Nino Ortea dijo...

Buenas tardes, Susurros:
Te felicito por el relato, lo has narrado de una manera tan cercana que despierta mi curiosidad y me lleva a convertirme en un cuarto personaje que te observa mientras tú observas, de manera que al final somos cuatros los corazones que latimos al compás.
Yn abrazo, Susurros.

Pablo dijo...

Hola; la ventana ha sido la puerta para otra gran experiencia. La pregunta final ya indica la total inclusión de tres en una misma experiencia... Un gran relato. Saludos. Pablo.