jueves, 25 de febrero de 2010

Este jueves un relato... "Unas estrellas"




Le llamaban Alegría porque nadie sabía su nombre ni de donde había llegado.
Le llamaban Alegría porque a pesar de vivir en la calle ella siempre iba cantando, por fandangos, por tarantas, por alegrías, por rondeñas y en los días de fiesta hasta se arrancaba a bailar cantando por sevillanas.
Le llamaban Alegría porque siempre tenía una sonrisa bajo su mata de pelo enmarañada y teñida de reflejos de luna de plata.
Le llamaban Alegría porque siempre decía, tenemos estrella y mientras la tengamos todo irá bien.
Pero el otro día Alegría no cantaba, iba cabizbaja murmurando:
-No hay estrellas, el cielo llorará y muchos corazones llorarán, no hay estrellas, el cielo llorará y muchos corazones llorarán, no hay estrellas, el cielo llorará y muchos corazones llorarán....
como una letanía repetía esta frase, y no contestaba ni a quines le preguntaban o intentaban animarle, solo señalaba el cielo, y seguía con su letanía, rítmica y pausada y con un acento extraño...
Muchos se rieron de ella a sus espaldas y decían Alegría ha perdido la cabeza, tendremos que llamarle la Loca.
Al día siguiente no hubo estrellas, las nubes las taparon, el cielo lloró a mares en una lluvia rítmica como el compás de la letanía de Alegría y desde Portugal llegaron noticias terribles, la isla de Madeira, ese precioso paraíso había sufrido inundaciones, con pérdidas de vidas y muchos heridos, un verdadero caos donde muchos corazones lloraron...
El acento del locutor era el mismo que tenía el día anterior Alegría.
Habían perdido su estrella y con ella Alegría su alegría.


El resto de participantes donde nuestro amigo Tésalo

14 comentarios:

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Alegría dijo sin estrellas llorará el cielo mares. Adivina, visionaria, sin risas ni bailes, aleegría.
Bella isla, sin estrellas, la letanía de alegría es mueca de dolor.

Un susurro doloroso, con acento triste. Muy bello, a oscuras, susurro un besito para tí.

ADELFA MARTIN dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ADELFA MARTIN dijo...

Una increìblemente hermosa manera de fundir realidad y fantasìa...

desde allì nos han llegado noticias del "mal comportamiento" de los elementos

saludos cordiales

Susurros de Tinta dijo...

A veces pienso, cuando las desgracias suceden en un país que no es el nuestro es como que no nos toca, no se explicarlo, si llega a ser Palma de Mayorca, seguro que nos duele el alma, pero ya siendo en Portugal y ya no digamos en Africa como que las vidas valen menos o que?, tantos adelantos y aún no somos capaces de predecir una catastrofe natural y salvar vidas, es tan triste, si, es triste mi susurro esta vez me quedo tu besito y te devuelvo milesssssssssss.
Gracias Adelfa, se fundieron a través de la tristeza, miles de besossssssssss.

Tèsalo dijo...

Una noche sin estrellas, serìa como huelga de un pedazo de esta vida sin historia. ¡Pues, acaso no son ellas, las testigos!

Tésalo

Neogeminis dijo...

Qué triste perder lo que nos hace sentir la felicidad de estar vivo!...pero suele suceder cuando se es sensible y se tienen gran empatía con lo que nos rodea.
Un abrazo!

Julia R dijo...

Que tristeza el relato, muchas veces los "locos" son los que conocen más la realidad y comparto contigo como es posible que teniendo todo el instrumental para saber las variaciones del tiempo aún no se puedan prevenir estas catástrofes que cobra vidas.

Saludos.

maria jose moreno dijo...

Me has atrapado entre las premoniciones de alegría. Es cierto que hay personas con este don especial. Bello y triste relato.
Un besazo

gustavo dijo...

"AY, N0 SE ME 0CURRE NADA"
"EST0Y ESCRIBIEND0 E JUEVES AH0RA EN...""
JAJAJJA.
Y UN GUEV0, SUSUS...A VECES ESTAS MAS QUE S0BRADA PARA ESCRIBIR...A MEN0S EN ESTA DELICIA, HAS ESTAD0 MAS QUE S0BRADA...ASI QUE DEJA DE QUEJARTEEE
UN BESAZ0, MEDIA ESP0SA DESP0SADA H0Y EN LA CAPITAL.

César dijo...

Esperemos que Alegría pierda su capacidad de vaticinar la tragedia, perdería la alegría para siempre.

José Ignacio dijo...

Cesó la alegría anunciado oscuros auspicios.
Empezó el diluvio y la locura.
Estupendo relato.
Un saludo

Susurros de Tinta dijo...

Tésalo, espero que sean testigos de tu pronta mejoría, un enorme abrazo.
Neogéminis, la empatia tiene su parte buena y su parte mala, espero contagiarte una sonrisa, besos.
Los locos puede que sean solamente gente diferente?, Julia, quien sabe...
Puede que un don así sea más una maldición, no crees tocaya?, tiene que ser muy triste presentir estas cosas y no poder hacer nada, besitosssssss.
No me pelotees medio esposo que no pienso tocarte un huevo, jajaja, te quiero, hasta estando en la capital siempre sales en mi socorro, si te tengo a mano el domingo te como a besossssssssssssss.
César, Alegría puede que sea consciente que hay que estar alegre porque siempre puede sobrevenirnos una tragedia, vivir intensamente y sonreírle a la vida, un abrazo.
La lluvia es el llanto del cielo?, porqué seremos tan sensibles a la lluvia?, a nadie nos deja indiferentes, me gusta tu nombre, claro que es el que le puse a mi hijo, ¡¡¡¡como para no gustarme!!!, besosssssssss.

Palabras dijo...

Es triste pero bonito, pero triste.

Tèsalo dijo...

"gustavo en micro" http://callejamoran.blogspot.com
Gustavo lidera a partir de ahora mismo, mi convocatoria literaria.
"¡Este jueves, un relato!" ya se trata, en consecuencia de un asunto exclusivamente suyo.
El cuenta por lo tanto, con mi total respaldo y mi agradecimiento.


Tésalo