jueves, 10 de abril de 2014

Este jueves un relato: “Que arte mi arma”.



Esta sirena ya pensaba que su alma era como el horizonte, siempre equidistante, si me acercaba a ella se alejaba, si me alejaba de ella me seguía con los mismos pasos.
¿Cómo explicar que sin alma no se puede susurrar en tinta caricias de papel?, ¿cómo contar sin palabras que el vacío del alma deja sin voz a esta sirena?.
Pero mira tú por donde  que este fin de semana unos duendes invadieron Sevilla de alegría, ¡que arte mi arma!, me han llenado los bolsillos de besos y abrazos, el corazón de latidos de todos los colores y han conseguido vaciar ese mar que me ahogaba por dentro al desbordarlo por las pestañas de risa, de emoción, de un montón de sensaciones indescriptibles e imposible de definir, solo los latidos las perfilan y como no, de tristeza al despedirlos.
A esos duendes que han invadido Sevilla,¡ gracias!, algunos lo han hecho con su presencia física y otros desde su corazón que estaba entre nosotros y me han devuelto el alma, aquí me tenéis de nuevo, los dedos desparramados sobre las teclas,  las musas volando y alborotando a mi alrededor bien alimentadas, ( ya sabéis que se alimentan de emociones, ¿verdad?)  y diciendo una vez y otra, “que arte mi arma”, con la de gente que hay en el mundo, tener la suerte de haber encontrado estos duendes jueveros que siempre me rescatan.

Os quiero con toda mi alma, si, esa que por fin se ha dado de bruces conmigo y mírala ella que "a gustito" y que contenta ha vuelto a instalarse en su casa, ¡pero que arte mi arma, que arte!.

El resto de jueveros, de amigos, de duendes en casa de nuestra Matices...

19 comentarios:

Matices dijo...

Sirenita... te ha costado pero ya estas aquí de nuevo y los duendecillos al final cumplieron su objetivo ¿para quedarte?
Espero que si

Besos!!

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Me hubiese encantado haber podido compartir con todos ustedes!...y hasta hora ni he visto una sola foto...y eso que lo he pedido!
=)
es que no tengo face =(

Cecy dijo...

es muy emotivo, por ahí anda el duende del sentimiento juevero, se siente.
Y que bien que te hayan inspirado para regalarnos tu arte, mi alma.

Un abrazo :)

SUEÑOS DE SINCERIDAD dijo...

Sirena me han encantado lo que has escrito, pero con un valor añadido y es que a esos duendes también los he conocido yo. En parte sé de que estabas hablando. Por otra parte me alegro de tus letras te vuelvan. No te quiero ver en silencio. Siempre demostrando que estás aquí. Un beso muy fuerte.

Maria Jose Moreno dijo...

Nada me alegra más que verte desparramar tu arte "mi arma" que ultimamente nos ocultabas entre sollozoz y algún que otro devarñio marinero. Tus achuchones han sido de lo mejor de sSevilla, me siento llena y eso te lo debo en parte a ti, sirenita de "mi arma"
Un beso

Tracy dijo...

Me alegra que te hayan rescatado los jueveros de Sevilla porque así he tenido la oportunidad de conocerte. Encantada.

rosa_desastre dijo...

No es que sólo seas guapa, arrolladoramente simpática, si no que además cuando se te desborda el alma, resultas irresistible. (Tomayá)
Un abrazo saladito

Encarni dijo...

Me gustaría repetir las palabras de Rosa, porque estoy totalmente de acuerdo con ella, así que pondré algo de mi cosecha, pero que cosa más bonitaaaaaaaaaaaaa has escrito, ha sido muy lindo ser duende acompañada de una sirena fotógrafa ;) y asaltar Sevilla ha sido todo un lujo.

Un abrazo apretao

Cristina Piñar dijo...

Espero que esta sirena no deje de escribir y participar en los jueves. Los momentos vividos en Sevilla siempre quedarán en nuestra memoria. Me alegro de que las musas te visiten. ¡Y espero que se queden! Un beso, guapetona.

Fabián Madrid dijo...

Hola Susu, yo soy de los que estaban de corazón. Pero al ver lo que has escrito, me muero de envidia por no haber estado allí. Estoy con la gente que te pide que sigas escribiendo.
Un beso (De momento B/N)

San dijo...

Si el encontrarnos ha servido para traerte a la orilla, pues nada, que no nos falten los encuentros, asi te tendremos siempre a nuestra vera.
Esta morenaza tiene arte hasta en los andares.
Un abrazo grande, grande.

Leonor dijo...

Me encanta formar parte del grupo de duendes que ha pasado por Sevilla a devolverte las palabras. Sigue desparramando tus dedos por el teclado y haznos disfrutar de tu arte, que es mucho "miarma".

Besos

Prietez dijo...

Ay, Susu!!
Qué arte hay que tener para tomar café cuando las doce estaban dando, tu melena sin secar, los Jueveros esperándote y tú con el estrés. Esos helados con cucurucho de galleta y nuestro café...
Un beso arma mía!!!

censurasigloXXI dijo...

Olé, niña mía ¿Cómo voy a comerme esos helados a la orilla del mar si no estás tú empujándome a ello con tanto cariño?

Todos te queremos, y mucho.

Un beso.

Juan L. Trujillo dijo...

Esos milagros solo se dan en Sevilla y con personas como las que asistieron.
Es la enésima vez que hoy escribo la palabra envividia.
Un abrazo.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Que gusto volver a leerte.
Me llamó la atención eso de las musas revoloteando y que se alimenten de emociones. Tiene sentido.

Pepe dijo...

Susus, Sirenita, Mª José, tocaya. Tan sólo por volver a leerte, ya daría por bien empleado ese viaje a Sevilla, si además tuve la fortuna de abrazarte, pasear contigo, reirnos juntos, etc. etc. etc, solo puedo mostrarte mi agradecimiento por lo mucho que nos has dado en tan sólo dos días. Bienvenida de nuevo a la orilla de las palabras de donde no me gustaría que emigraras nunca, pues es tu orilla natural.
Un besazo, reina.

rodolfo dijo...

eh... que tengo un rebujito pendiente con todos los jueveros

Anónimo dijo...

Solo tu eres capaz de contar una visita como un relato. En realidad me recuerdas a un poeta español al que pidieron que escribiera un soneto y explicando que no podria lo fue escribiendo. Estoy en mi vena vaga y no recuerdo su nombre. Jeje.
Un abrazo.
..... y me alegro de verte de vuelta.