jueves, 17 de abril de 2014

Este jueves un relato: Mara Laira



-¿Pero que dices?, su sensualidad hace que no pueda pasar desapercibida, cuando te mira notas como su mirada acaricia cada uno de tus perfiles, la sangre bulle como hormigas por las venas directas a la entrepierna.
- Jajaja, de eso nada, ¿qué mirada?, si siempre la lleva esquiva y baja, solo mira de soslayo, vale que sus curvas puedan ponerte como una moto, eso no te lo niego, pero ya quisieras tú que te mirara Mara Laira.
Me fuí acercando disimuladamente para poner oído a la conversación, ya sabéis que las sirenas somos curiosas y me preguntaba quien era esa Mara Laira y que tenía esa humana que despertaba tanta "pasión" en esos dos muchachos...
- Pues me mira, no solo me mira, me susurra al oído sueños imposibles, adivina mis deseos y los hace realidad uno a uno.
- Tú lo que estás es obsesionado desde que la viste, y te drogas o algo, una tía como esa no se fijaría nunca en un tío como tu colega!
Observé al muchacho y tuve que estar de acuerdo con el amigo, carecía de encanto masculino, descuidado su aspecto, blanquito de no darle ni el sol, algo contestó que el ruido de las puertas del metro al abrir no me dejó oír, así que ni corta ni perezosa me acerqué a ellos con mi mejor sonrisa.
-Perdonad, no he podido evitar escucharos, la curiosidad me puede, ¿no tendréis una foto de esa tal Mara?, creo que es amiga mía- mentí descaradamente porque no sabía que excusa poner para abordarlos de esa manera.
- ¿Amiga tuya?, ¿si?, espera que tengo una foto.
Coge el móvil y mi ansiedad crece a la par de mi curiosidad, como será esa humana que despierta tanto deseo? y lo vuelve hacia mis ojos espectantes...
Juro que cada vez entiendo menos a los humanos!, ¿es un dibu?, ¿un vídeo juego?,¿ pero que os pasa a los humanos? y luego no creéis en sirenas y tengo que andar !escondiendo las escamas!, cuanto más vivo entre vosotros, menos os entiendo.

El resto de participantes en casa del chico del metro ;P, el amigo claro está , nuestro juevero El Demiurgo de Hurlingham

15 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Que comentario el de la sirena.
Me gusta que haya servido mi acuarela, tan bien al relato.

Teresa Oteo dijo...

Tú no escondas las escamas que las sirenas siempre están de moda jajaja
Un beso!!

Pepe dijo...

Sirenita, yo me considero soñador, por eso intento sin lograrlo, tener alma de poeta. >Pues bien, te digo, desde mi condición de soñador que las sirenas me subyugan, sobre todo sin crecen a la vera de la Torre del Oro. Y no, yo tampoco entiendo a los humanos a pesar de ser uno de ellos.
Un abrazo.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

jejeje creo que los celos hablan por tu boca jeje...sirena o dibujo, hay féminas que no toleran que otras le roben su protagonismo en el ruedo de la sensualidad!jeje
Un abrazo
=)

Carmen Andújar dijo...

Susus, que alegria verte por aquí.
Pues si, los humanos y algunos jóvenes prefieren a los dibujos que a los de verdad; aunque a veces creo que tienen razón.
Muy original tu relato
Un beso

Encarni dijo...

La verdad sirenita, yo tampoco entiendo como se creyeron que Mara L. era amiga tuya, pero visto que había una relación, digamos platónica de uno de los chicos, me resulta menos raro. Igual si le hubieras enseñado tus escamas te persiguen por Sevilla, nooooooooooo, por dior.

Un beso.

Cecy dijo...

Amiga, las sirenas como las musas, son de los poetas. Así que SONRÍE!

Un abrazo :)

Loquita Diplomada dijo...

Lo que me queda claro de tu relato es que las sirenas son muy curiosas, y si, los humanos son bastante extraños. De todos modos, por lo que llevo leído, Mara Laira tiene encantos especiales.
Un beso!

G a b y* dijo...

A veces me pasa, cuando voy en un ómnibus o estoy en algún lugar publico, que me llegan conversaciones al pasar. Admito que muchas me despiertan curiosidad, pero hasta ahora nunca me he atrevido a intervenir, se ve que las sirenas son muy osadas o quizá Mara Laira tenga un poder tan excepcional que uno no pueda resistirse al oir su nombre y querer saber más de ella.
Lindo es volverte a leer.
Beso!
Gaby*

el oso dijo...

Bien, bien, suma a las historias que se escriben sobre Mara de una manera única. Personajes apasionados a tono con la muchacha.
Bien logrado!
Besos

San dijo...

Eso de escuchar conversaciones ajenas, es lo que tiene, sirenita, se termina una enterando de unas cosas...
Un abrazo gandote.

Alfredo dijo...

En el filo de la navaja, como malabarista en plena función y asomando los "morritos" de pez-mujer
hasta dar con el "dibu" que vuelve locos a algunos hombres.
Sutil.
Besos

LuisBernardo Rodriguez dijo...

Oye, que dejas para las que están hechas de carne y hueso, jeje . Muy buena reflexión, siempre buscamos algo irreal para subyugarnos, siempre buscando esa cuota de fantasía en todo jeje. Saludos Muy buen aporte, comienzo a seguir tu blog

JLO dijo...

eso de "ponerse como una moto" lo entiendo perfectamente... son todos voyeurs ja... salu2, buen relato...

LAO Paunero dijo...

aunque atrasado, un gusto leer tu relato simpático!!!