miércoles, 17 de agosto de 2011

Este jueves un relato: La escoba y lo que esconden las palabras

Me escuecen los dedos de ganas de escribirte y sin embargo no se que decirte... se que el corazón me late, lo siento revoltoso en los latidos de mi garganta, en el terremoto de mi pecho, en el temblor de mis manos... mis manos que quieren posarse en el teclado y susurrarte y no encuentro las palabras, a veces creo que se me han agotado alimentando los sueños, esos que recrean un beso, una caricia, un abrazo que cobije ese vacío que a veces siento como un muro que me aprisiona, que hace más largo el tiempo y el espacio que nos separan.



¿Para qué escribirte?, si las agoté todas y cada una de ellas diciéndote cuanto te amaba, cuanto te necesitaba, y llené tu alma de todas ellas hasta dejarla exhausta, dime amor que has hecho con ellas, ¿las barriste y las metiste en bolsas de basura, como polvo, como todo eso que estorba?, o aún queda alguna retumbando entre latido y latido, entre las noches tan largas, adornando tu soledad acompañada... no se si las guardas, ni se si las recuerdas, ni se si aún alguna te conmueve y te lleva a nombrarme calladamente, solo se lo que ha quedado detrás de todas ellas, esta tristeza infinita de quien ama y ya no le quedan palabras para contar que es lo que esconden las palabras que calla.


Más palabras en casa de nuestro querido Juan Carlos...

26 comentarios:

javier dijo...

un grafismo que equivale a un sonido, eso es la palbra escrita, o la palabra hablada.
Pero no... cada palabra lleva implícita un estado de ánimo, una sensacion una vivencia
Azul dos silabas 4 letras, pero transmite paz a quien lo expresa.
Se entregan palabras y con ellas entregamos mas que un sonido, a veces nos entregamos a nosotros mismos

Manuel dijo...

Que expresivo, Susurros. Cierto es que las palabras que se callan se quedan enganchadas del alma y siempre estan presentes.
Un beso

Susurros de Tinta dijo...

No cabe duda mi marinero, con las palabras nos entregamos a nosotros mismos, pero callarlas no sirve de nada, como dice mi querido Manuel, se quedan enganchadas en el alma, aissss, que dilema, poso o no poso los deditos sobre el teclado?, jajaja, los poso, que son reveldes y os dejo miles de besossssssssssssss

MARU dijo...

Tan elocuentes son las palabras, como los silencios. Pueden hacer a alguien muy feliz o muy desgraciado. Debiéramos ser más cautos en la administración de ambas cosas, de las palabras y los silencios.
Me ha encantado, querida amiga.

San dijo...

Precioso realmente Susurros, ese no saber que hacer ante la necesidad de expresar, de buscar un pedacito de lo que fué y de lo que se añora. Posa tus dedos en el teclado y no pares de escribir.
Me ha llegado así directito al corazón.
Besos mil.

Liwk dijo...

Ojalá que nunca se te acaben las palabras, Susurros.
Un abrazo.

Natàlia Tàrraco dijo...

Entre tantas, tantísimas palabras dichas, susurradas, besadas, soñadas, pasó un viento gélido más que una escoba, sin dejar polvo, dejando tristeza, olvido, angustia...Susurrante sirenita, habrá que cantar en otra playa menos ingrata, se encuentran algunas con esperanza, con ganas de nadar aguas nuevas.
Me quedé triste, me quedé sin palabras. Besito cariñoso.

Anónimo dijo...

Y no son los dedos, ni las palabras lo que hay que amarrar; son los silencios, esos que hablan de motu propio y a destiempos incluso para intentar esconder aquello que hasta los ojos han dicho, los susurros y de nuevo los silencios. Y es que hablan incluso cuando se les ordena callar para no hacer daño, para no herir más si cabe a la persona a la que de ninguna manera querrías herir. A veces, ni besos ni abrazos ni ......, sólo conjurar a la soledad y seguir en el camino. Un abrazo.

Neogeminis dijo...

Las rupturas son dolorosas, sobre todo cuando hubo encendido un buen fuego alguna vez encendido, y llega a ser muy penoso sentirse casi como a la basura a la que se intenta remover a escobazos. Muy triste pero a veces se da...

Buen giro que le has dado a este jueves!

Abrazos!

Susurros de Tinta dijo...

Maru, yo creo que el corazón siempre habla, aún cuando calla, gracias amiga...
San, escribir alivia, bien lo sabes, yo he leído lo que escribes, pero a veces como dice Maru tendría que medirlas para no porvocar tristeza en mi Diosa Gatuna, pero ya sabes amiga mía que las sirenas somo fuertes, duras y nunca lloramos, solo en susurros de tinta, pero siempre buscamos nuevas playas, estaría bueno, no soy de ser sirena varada, así que Liwk no te preocupes que quiera yo o no quiera, no se me acabarán las palabras...
Pues si, seguir el camino, olvidarse de ese atajo que tomamos creyendo que nos llevaría a la felicidad, o más bien dejándonos engañar por la belleza de este sabiendo que al final, el atajo nos llevaría de nuevo a la encrucijada donde nos encontramos y cada uno retomaría el suyo... no me arrepiento, ni lo haré nunca, el atajo fué miu bonito, ;D, pero déjame que me duela el no haber encontrado uno intermedio donde caminar juntos, ya lo encontraremos, con el tiempo, cuando hayamos dominado a los silencios y dejen de hablar de amor y si de amistad y cariño, uno suave...

Susurros de Tinta dijo...

Neo, las rupturas siempre son dolorosas, somos seres delicados cuando del corazón se trata, no es cuestión de sentirse una basura, si no de saber que todo lo que se puso o sirvió de nada, o si, siempre quedará el recuerdo de lo sentido y de lo vivido, puede que sea la forma de sobrellevarlo con dignidad!, miles de besosssssssssssssss

gustavo dijo...

yo he escrito o he intentado escribir en uno de mis relatos a cerca de esas palabras inexistentes, de esas no-palabras, de esas cosas que no tienen palabras...no sé...esa sensación de cuando llegas al orgasmo, esa sensación de un rayo que te acaricia en el ropstro...bien, las deniominaría no-palabras..tú, has escrito a cerca de esas palabras inexistentes, de esas palabras...no, no inexistentes, pues aún están en el recuerdo...diría de palabras carentes ya de sentido, vacuas, por lo tanto...osea, y esto tan sólo analizando ambos jueve....las palabras, me temo, lo són mientras adquieren sentido, mientras las dotamos de sentido y, a veces o mucjas veces, nos hacen algo así como tilín en el alma sensitiva o sensible...sin esa alma, sin su sonido en esa lama, las palabras es muy posible que nada sean...medio beso, su-media-esposa.

Susurros de Tinta dijo...

¿las palabras tienen que hacer tilín en el alma?, eres un genio mi medio esposo, ahí está el valor de las palabras, no como las escribamos ni como las saquemos del alma, si no como llegan a quien las lee, si no, de qué sirven las palabras, se quedan colgadas de la nada, solo nacen cuando las leen otros ojos o las escuchan otros oídos, te quiero mi medio esposo, porque siempre das en la tecla, tus palabras me hacen siempre tilín, jajaja, Cielo, miles de besosssssssssss

Gambetas de Lana dijo...

No se que harán los seres amados con las palabras que uno les regala, pero el hacerlo genera tranquilidad para no decir un día, como Atahualpa Yupanqui, "le tengo miedo al silencio por lo mucho que perdí".
Besos

rosa_desastre dijo...

Tu no escribes, tu acaricias el teclado.... Haces de cualquier mensaje susurro de tinta que tatúa los sentimientos (tomayá)
Hija me quedo con la boca abierta. Tanto, tanto amor.
Dos besossssss

Inma Brujis dijo...

Hermanita, yo siempre he dicho que hay silencios que hablan y palabras mudas y vacías de sentimientos.
Quizá en uno de sus silencios te dijo más que en mil conversaciones.
Te quiero. besosssssssss

Atalanta dijo...

Si no las guarda, ni no las recuerdas…el/ella, se lo pierde, pues no hay nada mas bonito, que palabras de amor susurradas al oído.

Con permiso de Gustavo.

Besos Tilintinteros

Susurros de Tinta dijo...

Está claro que tienes una visión de lo práctico que siempre me asombra, mi jodio argentino, siempre das en el clavo, al menos, se pusieron las cartas sobre la mesa, eso siempre da una tranquilidad de haberlo intentado, ven anda que te coma a besossssssss.
Rosa, me la quedo, sisisisi, tu frase, me la guardo en el baúl de mis tesoros, menudo piropazo, jajaja, debe ser que tus palabras también son susurros de tinta, aisss, amor, amor, quien pudiera amarrarlo y domesticarlo...miles de besosssssssss...
Hermanita, es cierto, en sus silencios hay más amor que en todas sus palabras, así como no quererlo?, que contradictorio, no?, te quiero un mar...
Atalanta (ahora si con su a que antes me la comí y me quedé tan ancha, perdón!!!)porqué le pides permiso a mi medio esposo? por eso de los besos Tilintinteros?, jajaja, que bueno!!!, miles de besosssssssssssss

Humberto Dib dijo...

Hola, Susurros, llegué de la mano de una amiga en común, pero me quedo por decisión propia, pues me pareció un blog magnífico.
Te sigo.
Si tienes ganas, te dejo el link de mi blog para que lo visites.
Un abrazo desde Argentina.

www.humbertodib.blogspot.com

CAS dijo...

Quien ama y siente entiende a carta cabal tus palabras. Quien ama y siente, se emociona con lo que dices y guarda una caricia para pasarla por tu pelo como un consuelo, como un dulce para compartir tu silencio.
Nunca de quedas sin palabras, y siempre de detrás de ellas, se esconde un contenido basto y valioso.
un fuerte abrazo.

Juan Carlos dijo...

Mi lado logico me dice que las palabras siempre hay que escribirlas, si están ahí, todas formaditas, preparadas, escribamoslas, liberémoslas.
Mi lado más sensitivo entiende que a veces no puede ser, no tiene sentido si el motivo de las palabras, semejantes a otras anteriores, no dieron fruto.
Pero hoy prevalece mi lado lógico.
Y lo logico es enviarte cientos de miles de besos. Muy merecidos.

yonky dijo...

Que hacer con las palabras? Para algo se inventaron,no?.Como trasmitir el dolor en las entrañas?Como definir una herida abierta en el alma? Que cura hay? que alivia? pues creo que las palabras siguen siendo necesarias,aunque no suficiente para que otros comprendan pero si imprescindibles para entender.

Cariñitos en racimo.

Primavera dijo...

Cuando buscas respuestas y lo unico que tienes son aquellas palabras lejanas que se quedan clavadas ante la poca humanidad de una persona que se aleja sin importa como queda.
Besitos

Matices dijo...

Siempre hay que expresar, cuando así se desea, sacar del interior lo que se quiere decir... lanzar las palabras al viento al son de lo que dicta el corazón. Susurra, eso te dice que estas viva, que sientes. Por lo demás hay que aceptar a veces un "adios" no buscado e ir dándole poco a poco al corazón el ritmo correcto, pero nunca dejar que se desboque en la tristeza y la añoranza...
Besos

Luis Guillén dijo...

Saludos amiga, Como va todo? Como estas pasando el verano? Un abrazo.

Susurros de Tinta dijo...

Humbreto, el cibermundo es un pañuelo, ese corta pega de comentario que me has dejado en realidad me invita a no querer pasar por tu casa, que le vamos a hacer, las sirenas somos de llevar la contraria a desconocidos, así como ser complacientes con nuestros amigos...

Cas, que valiosas son las palabras y cuanto hay detrás de ellas, con las tuyas he sentido esa caricia transoceánica como si me la hubieras dado en vivo y en directo... es que tus palabras siempre te salen de dentro, de muy adentro mi querida amiga, miles de besosssssss.

Juan Carlos, tu sentido lógico siempre va impregnado de tu corazón enorme, por eso tu lógica es más sensible que la sensibilidad de cualquiera, gracias mi niño por los besos que te devuelvo multiplicados por mil...

Yonki, las palabras cuando de corazón se trata nunca son sufientes, siempre dejan un rastro mínimo de lo que el corazón siente, por ello siempre seguiremos intentando con las palabras, explicar los sentimientos y nunca lo lograremos, yo creo que precisamente en eso está la magia, no?, me quedo con tus cariñitos a cambio de mis miles de besosssss...

Primavera, mi dulce Primavera, imagino que las palabras se escriben y uno las entiende a su modo, solo te digo que a veces el alejarse de alguien o el silencio es la mayor prueba de amor que se puede ofrecer, cada corazón es un universo desconocido, para ti, para tu corazón, miles de besosssssssssss...

Matices, la tristeza es adictiva, por eso las sirenas siempre andamos por los fondos marinos luchando contra ella, jejeje, no te preocupes, ella nunca gana a las relucientes escamas, ni a los amigos que cuidan de los amigos, la verdad es que solo si se alía con su amiga Soledad puede ganar, pero a Soledad es fácil echarla, basta con esta pantalla, jejejeje, miles de besosssss....

Mi aprendiz de poeta!!!!, va, que no es poco, y contenta de verte por mi casa, el verano, loco, loco, lo mismo nos asamos de calor que una tormenta veraniega te deja hecho una sopa, ni que el tiempo estuviese de acuerdo con mi corazón, jajajaja, luego paso a verte por si tienes poemas nuevos que me alegren el día, miles de besossssssssssssssssssss