jueves, 4 de agosto de 2011

Este Jueves un relato: La banalidad del mal.

Decido volver a incorporarme a los jueves, (bueno, no yo, si no mis deditos que ya necesitaban escribir) y me encuentro con la propuesta de Juan Carlos que se habrá quedado más ancho que largo al proponernos este tema tan complicado... ya me estoy arrepintiendo de haber vuelto y eso que aún ni he empezado, veremos donde me lleva esto, algo me dice que a nada bueno.


En C.O.U. (curso que se corresponde hoy día con segundo de Bachillerato) casi no me suspenden Filosofía porque me negué a hacer un trabajo sobre San Agustín, yo insistía a D. José que eso que el mal era la ausencia de bien (como la ceguera es ausencia de la vista) era tan absurdo que me era imposible leerlo y concentrarme para hacer el comentario de texto, menos mal que los profesores de antes nos obligaban y hacían oídos sordos a nuestras protestas, porque si no hoy no conocería esta absurda (no me he caído de mi burro) teoría de San Agustín que con los años la he ido transformando a mis propias creencias y experiencias, si Dios es perfecto, omnipotente, infalible, ¿como iba a dejar espacios sin rellenar de bien, por mucho que se intente apartar el humano del camino del bien?, por tanto llegué a la conclusión que Dios no existe y que efectivamente el mal se cuela donde el bien no tiene cabida (si, lo se, si San Agustín levantara la cabeza y viera lo que he hecho con su teoría se volvía a morir del sofocón).

Pero no es Dios si no los hombres los que tenemos que rellenar esos espacios con el bien, pero para eso debemos tener definido el bien y ahí voy con otra de mis teorías particulares, el mal es todo lo que daña a otros o a nosotros mismos, ¡toma ya!, para definir el bien por tanto, le doy la vuelta a la tostada y digo, TODO LO QUE NO ES MALO ES BUENO, así que si por dejadez, cobardía, por vaguedad, por egoísmo no hacemos el bien que podemos hacer, definitivamente dejamos un hueco para el mal y nos estamos comportando mal.

Es más y me permito ir aún más lejos, si hacemos un mal gratuito, no sólo dejamos hueco para el mal, en este caso estamos destruyendo un bien que estaba y nos lo hemos cargado de un plumazo, por tanto aquí me contradigo a mí misma y EL MAL ES CAPAZ DE EXISTIR POR SI SOLO sin necesidad de esas ausencias de bien e incluso destruir el bien, ¡ay!, de esta me cargo directamente a mi profesor de filosofía si cayese en sus manos este intento fracasado de paradigma que me he sacado de la manga para analizar el mal y eso que en cinco años no lo vi alterarse ¡ni una sola vez!.

Lo que si tengo claro es que EL BIEN ES UN ESFUERZO DIARIO, UN ENORME TRABAJO QUE NO SIEMPRE ES AGRADECIDO PERO SI GRATIFICANTE EN SÍ MISMO, que no entiendo ni entenderé jamás el mal gratuito e injustificado, entiendo la vaguedad a la hora de hacer el bien, no somos infalibles y nos cansamos, ¿pero y ese mal gratuito?, no sé, por poner un ejemplo: eso de que arañen un coche con una llave, ¡¿alguien me explica que disfrute, compensación o satisfacción tiene el degenerado que hace algo así?!.

Solo sé e insisto en ello que malo es todo lo que hace mal a los otros o a nosotros mismos y que cualquier justificación moral, social o íntima no es más un calmar nuestras conciencias, TODOS Y CADA UNO DE NOSOTROS SABEMOS LO QUE ESTÁ BIEN O MAL y cuando no hacemos el bien, somos egoístas y malas personas, pero somos humanos y fallamos y nos agotamos, incluso hay veces que el hacer bien a alguien nos daña a nosotros mismos o a otros y que no es nada fácil y ese conocimiento sobre mí misma hace que cada día me esfuerce por ser mejor, así que tened paciencia conmigo, seguid enseñándome, porque yo, aquí y ahora, confieso delante de todos mis amigos que no soy infalible y que por mucho que lo intente, irremediablemente, SOY UNA MALA PERSONA.

...ya, ya veía yo venir que esto de filosofear no me iba a llevar a nada bueno y encima ni he empezado a leer al resto de compañeros “jueveros”, mi pobre neurona oxidada de esta no sale viva, Juan Carlos, ¡esta me la pagas, por mis escamas que me la pagas, palabra de sirena!



Más males bien intencionados donde el amable conductor de este Jueves, nuestro amigo Juan Carlos

15 comentarios:

Joan josep dijo...

Me parece muy bien lo que has escrito. Pero hay algo que no entiendo. ¿Por qué te has cargado a Dios para llegar a estas conclusiones? Supongo que te has cargado a dios, ese dios que nos hemos fabricado, pero no a Dios. Naturalmente que somos nostros los que hemos de llenar de bien sus ausencias. Eso es precisamente la Encarnación. Todo el mensaje de Jesús se reduce a que a Dios se le encuentra en el Hombre y que Él actúa a través de nosotros. Un abrazo: Joan josep

Natàlia Tàrraco dijo...

SUSUSSSSS, SUSURRANTE SIRENITA, AYYYYYY, te encontraba a faltar a mi vera.

DÉJATE DE MALES Y BIENES Y DE NEURONAS OXIDADAS, POR TODOS LOS DIOSES INVENTADOS, QUE TE HA SALIDO UNA REFLEXIÓN DEL C....QUIERO DECIR, QUE NADA QUE AÑADIR. !Salve!
Lo has bordado ¿qué dios te ha inspirado? yo lo llamaría Fortuna, Hados, faunos o sirenitas.

No seas tan cara de ver ¿valeee? Hasta ahora, un besito sabor mar galleguiña,natalí

Susurros de Tinta dijo...

Aigggg, con la Iglesia hemos topado, mi querido Anacoreta, ya sabes que yo no soy creyente, hace ya mucho que me cargué a Dios en mi corazón, mmmm, me da que me quedé sin el regalo de la fé, eso me pasa por ser mala persona, jejeje, esto no es más que un relato literario, intentando darle un toque humorístico, en realidad la idea de San Agustín es originaria de Epicuro y este la desarrollo para demostrar la no existencia de los Dioses, así que no me he inventado nada nuevo, y es que no hay nada nuevo bajo el sol, eso si, mi educación Cristiana ha dejado prounda huella en mi, por eso me encanta seguir los relatos del Anacoreta, no te molestes, ojalá tuviese fé, eso de tener a Dios con uno hace sentirse menos solo, miles de besossssssssssssssss

Susurros de Tinta dijo...

Ohhh mi Diosa gatuna, yo también os echaba en falta, asi que por los mares galleguiós, mira, se me reviran todas las escamas de envidia, jajaja, vaya temita el de Juan Carlos, miedito me da el empezar a leeros, glups!!!, pero os leo, ya lo creo que os leo, asi me salgan cuernos y rabo, jejeje, miles de besosssssssssss

MARU dijo...

Querida amiga. Me alegra mucho verte por aqui otra vez. Buena señal.
Estupenda exposición, no cabe duda.
De todas formas, aunque no consideremos la existencia de un dios, el que cada uno quiera y las directrices de las religiones.
Las sociedades se organizan con un gobierto, que en nuestro caso al menos, consta de tres poderes.
El Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder Judicial.

Sin entrar en el cometido de cada uno, de sobra conocido.
Esas leyes que nosotros mismos nos damos, deben ser cumplidas, al menos para eso fueron creadas, con el fin de procurarnos orden, seguridad y convivencia.
Si NADIE las cumple, es más las transgrede de forma escandalosa, desde los Gobernantes (que no olvidemos que juran o prometen cumplir la Constitución) al poder Judicial y además, a fuerza de repetitivos, las transgresiones dejan de ser importantes, y volvemos a votar a estos transgresores una y otra vez, poco a poco, por mimetismo, por falta de autoridad moral y credibilidad, todos acabaremos haciendo lo mismo, incluso disculpándonos en la forma de proceder de los demás.
Y todos nos amparamos, escondemos y disculpamos tras eso tan intangible y abstracto que es "LA SOCIEDAD".
No debemos de olvidarnos que la sociedad somos cada uno de nosotros.
Besitos, princesa.

javier dijo...

el camino más largo comienza con el primer paso (Nike-fabricantes de deportivas)me alegra comiences esta nueva andadura njejejeja aunque persiste ese aroma a salpicaduras de mar
Lei punto por punto tu entrada, el bien y su contraposicion el mar.
( se me escapó, es que estaba yo pensando en sirenas), eso: el mal
Actuamos buscando el bien, por que sabemos muy bien que el mal esta castigado. Si fuera al reves, buscariamos el mal y el bien seria el prohibido. Ves ? mi teoría es irrefutable.
Besos y pellizcos

Neogeminis dijo...

jajajaja es que este Juan Carlos no se ha andado con chiquitas y nos ha tirado una importante!jejejeje
En fin, esto de filosofar no es lo mío, por lo menos en cuanto a elucubraciones avanzadas! jejjje.
Creo que el bien y el mal son caras opuestas de una misma manera y si bien es posible que el mal logre alguna vez dominar a la tierra -de hecho, estamos cerca!- creo que el bien en cambio nunca podrá exterminar a su opuesto, porque está instalado en nuestra propia naturaleza...por eso debemos al menos intentar doblegarlo

Un abrazo.

gustavo dijo...

supongo que mi espíritu de llevar la contraria esta vez se va a callar, pues, sus,estoy de acuerdo contigo, sí, eres amla y yo, y aquel y la mayoría...
como dices , nadie es perfecto...bueno, yo sí...y yo soy perfecto por que ni soy bueno ni soy malo,, si no toido lo contrario...no creo en el mal. sí que siento el mal, pero siento el mal en tanto que un jodó individuo que se ha dejado humanizar...que se ha dejado llevar por esas moralidades-nosmas,-leyes que la gente un buen día se invento....desde hace mucho que estoy convencido de que el hombre es esencialmente animal, dese hace mucho que estoy convencido de que el hombre de sapiens nada, pues esa cosa llamada cerebro es equivalente a...a los dientes del tiburón , a la trompa del elefante, etec, es decir, un instrumento más que ha tenido la suerte de desarrollar devido a su adaptación al mdio...es un apéndice más....y todo lo que surge de él...todo es producto de ese apéndice que pertenece a un ANIMAL... y un animal ni es malo ni es bueno, simplemente vive...
medio beso...

Gorrioncillo que melancolía dijo...

Yo siempre soy mala..lo que pasa es que no se me nota..Ademas lo hago a drede..jajajajaj!!muakssss!!

Gorrioncillo que melancolía dijo...

Que seria de esta vida sin las putadillas??jajaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!

Manuel dijo...

Me he llevado una alegria al verte de nuevo por esta araña de blog.
Buen monólogo nos has dejado para leer y desmenuzar, tienes razón en lo de que todos sabemos lo que está bien y lo que está mal pero usamos nuestra capacidad de análisis para ajustar el bien y el mal a nuestras necesidades muchas veces, porque.... quién define en una sociedad lo que está bien o está mal, ¿responde a las necesidades personales o a las de la sociedad?
En cualquier caso, en el fondo de nosotros todos sabemos lo que es el bien y lo que no lo es.
Un beso

San dijo...

Un placer tenerte de vuelta y menuda vuelta has tenido, desde luego ese D. José hizo maravillas con sus alunmos. Bien y mal la misma moneda con dos caras, facil hacerla volar y que salga lo que salga.... desafortunadamente el mal pesa más.
Un abrazo Susurros de sirena.

Juan Carlos dijo...

Bueno Susus, al fin llego a comentar (te leí en el trabajo), je, ya he viso como me haces pagarla, vaya comentario me has hecho. Lo comento allí.
La frase de San Agustín me temo que no la entiendo para nada. creo que en cada accion puede haber mal, bien, los dos a la vez, ninguno de ellos.
Y no se por qué,jugando tanto con lo conceptos de mal y bien me he ido a esos superhéroes de tebeo que ayudando a los demás lo que les hacen son terribles putadas.
Muchos besos y me encanta verte de nuevo por aquí, siempre recuerdo que llegué a los jueves gracias a ti.

rosa_desastre dijo...

Ay, ay, ay, paisana, me has enganchado con tu disertacion del bien y del mal... En los tiempos de San Agustín supongo que el mal tenia las mismas fauces que ahora, germina siempre desde dentro y algunos sucumben a su sombra.
Un beso de 43 grados en La Macarena.

yonky dijo...

Que hacer con las palabras? Para algo se inventaron,no?.Como trasmitir el dolor en las entrañas?Como definir una herida abierta en el alma? Que cura hay? que alivia? pues creo que las palabras siguen siendo necesarias,aunque no suficiente para que otros comprendan pero si imprescindibles para entender.

Cariñitos en racimo.