lunes, 14 de junio de 2010

Se que puedo...

Y también podré con esto,

me digo mientras sigo subiendo

este oscuro acantilado

de piedras negras y agrietadas,

abajo el mar,

es un espejo gris

que refleja el color del metálico cielo,

los dedos me sangran,

llevo demasiado peso a cuestas

para mis débiles manos,

pero vuelvo a repetirme,

con esto también puedes,

el viento a ráfagas mueve mi pelo,

negro,

tanto o más que la roca,

arranca de mis ojos

lágrimas saladas que escuecen hasta la boca,

negros son también mis ojos,

y mis labios que ya no te nombran,

saborean la sal,

no la del mar,

si no la otra.

10 comentarios:

javier dijo...

ponte mis alas, yo tengo de recambio

Susurros de Tinta dijo...

Eso es justo lo que necesitaba, lees mis pensamientos?, ¿te he dicho ya hoy que te quiero?, miles de besossssss.

Neogeminis dijo...

Son versos amargos que me han hecho pensar en la primera parte de mi último relato...la fuerza de voluntad logra vencer obstáculos que parecen imposibles y sólo la ilusión y los sueños nos dan el impulso necesario para arribar a las difíciles metas. No hay que dejarse sucumbir. Lo que parece derrota y fracaso puede transformarse en el inicio de una floreciente etapa...

Que no te corten las alas...
Bessosssssss

maria jose moreno dijo...

Tranquila, se puede pero sin prisas, pco a poco... somos humanos, aunque no lo parezca a veces...
Besos

Susurros de Tinta dijo...

Neo, y si son la ilusión y los sueños lo que te han roto?, ¿como se recompone un corazón destrozado?, jajja, mi abuela decía que la mancha de una mora con otra verde se quita, mmmm, no nos pongamos trágicos, puede que la esa floreciente etapa de la que hablas sea algo estupendo, no piero la sonrisa, que si, tocaya, que soy humana, pero mi parte de sirena me saca de los versos tristes y no me da alas, pero si fuerzas para nadar, gracias a las dos por pasar, miles de besossssssss.

gustavo dijo...

hay veces que me dig0
mecaguenrusia
hay veces que pr0nunci0 a paabra teta
hay veces que me dig0
c0j0nes
hay veces que dig0
t0came un cataplin
hay veces que dig0...susus n0 tiene ni idea de l0 que est0y diciend0
ajjajajajajaja
un bes0
señra r0mer0
anda, r0mer0 viene de r0merales?

Susurros de Tinta dijo...

Por esas incomprensibles cosas de la visa, Susus siempre sabe lo que dices aunque nadie te entienda... no soy señora de nadie, o si?, ehhh, soy medio señora tuya, no?...anda ven que te toque los "cataplines", mira que suena raro en tí esa cursilada, sabes?, tu se lo pijo que quieras, yo pienso tocarle los "guevos" como siempre, jajaja, besossssssss.

Gorrioncillo dijo...

Yo tambien se que puedes..con esto y con todo lo que te pongan por delante..te quiero..
Un beso mas grande que la muralla china!!
gracias por lo que me has escrito en mi blog
me hace mucho bien!!

VERÓNICA MARSÁ dijo...

Unas buenas deportivas, unas alas de repuesto, una mochila con mucho cariño y unos cuantos bocatas, una gorra para el sol, un paraguas por si llueve, un buen libro por si descansas un rato, una cámara de fotos para que luego puedas recordar... a ver, a ver, qué más te mando para esa escalada.... MMMM, nada más, que ya vas demasiado cargada incluso sin llevar nada de esto.

besos.

Susurros de Tinta dijo...

Gorrioncillo, todo lo escrito en tu blog, no solo es cierto, si no bien merecido, extricto y adecuado al a realidad, sin nada de exageraciones por mi parte, lo sabes, no?, si, mi niña, claro que podré con esto, o moriré en el intento, jeje, besosssssssssssss.
Verónica, mira, sabes, me gusta esa mochila que me traes, espera, tiro la otra y me la cambio, que bueno sería poder hacer eso, ¿verdad?, así, sin más, decidirlo y cambiar de mochila, al cuerno con esta que pesa tanto, miles de besosssssssssss.