miércoles, 23 de junio de 2010

"Este jueves un relato": Me acuerdo de ti cuando veo...




No me gustan los refrescos que soy de cervecita fresquita y de tapita sibarita, por ello es que esto de régimen a pesar de no pasar hambre, que en realidad como dice mi suegro, no sabemos lo que es eso, y afortunadamente, es cierto, no lo sabemos, si que me cuesta eso de llenar un vaso de refresco de cola y hacer como la que me lo tomo con gusto, por eso es que me lo sirvo en copa, con mucho hielo, tal como le gustaba a mi hermano tomarse un “copazo” de ron con cola, con esa cara de disfrutarlo como si fuese algo magnífico y me sabe mejor, y sonrío, si no para fuera, si para dentro y recuerdo la cara que ponía de niño, y ya no tan niño, al mojar en la cola cualquier cosa que tuviese a mano, unos picos de pan, una gamba, una lonchita de jamón ibérico y escucho el “ummmm, que rico, ¿quieres?, pues tu te lo pierdes, luego no digas que no te he ofrecido”, y mi cara de asco absoluto le arrancaba una carcajada contagiosa y terminábamos todos muertos de risa, así que si me veis beber una coca cola ligth, (¿se puede decir marca?) con cara de asco y se me escapa una carcajada, ya sabéis que es mi hermano Diego que anda enredando a mi lado, puede que también veáis el reflejo de alguna lágrima, pero es que aún le echo demasiado de menos y me cuesta nombrarle, por eso os lo he contado de sopetón, todo seguido y sin respirar a penas.



“Desde luego nena, mira que eres coñazo, vaya marrón que les has soltado, cuéntales un chiste para que se rían, déjate de régimen y mariconadas y échale un chorrito de ron a eso, que estás muy plasta, ven, que te lo echo yo... “saboria” déjame que te lo eche, no huyas, ¿y un poquito de quesito de este pestoso dentro?, ¿eh?, ummmm, ¡que rico!”...



Sigo mirando la coca cola y sigo escuchándole, en realidad mire lo que mire, le escucho...



Demás amigos en casa de nuestro querido Gus.

24 comentarios:

Primavera en Otoño dijo...

Pues es mucho mas saludable un cervecita que un refresco, y si no se abusa no engorda, que mania tiene la gente, y por nada del mundo me tomaria un refresco ligth no se no me fio para nada de lo que lleva.
Me gusto mucho tu relato para este jueves, recuerdos que nos vienen de un tiempo, de las personas que estaban en ese momento y por las circustancias que sean estan mas lejanas, la vida es asi una pura evolucion.
Primavera

Susurros de Tinta dijo...

¡¡¡Pero que bien me caes!!!, voy a pasarle tu comentario a mi endocrino ¿¿¿que ese me tiene mania seguro!!!...
Mi hermano murió hace hoy un año, ocho meses y nueve días, pero parece que fué ayer, miles de besosssssssss.

alfredo dijo...

Me apunto al recuerdo de tu hermano, me lo imagino, lo disfruto y me relamo de gusto..."Un cubata de Habana, con hielo hasta el borde, en copa de balón"

¿Hay algo mejor?

¡¡Desaboría, ...que eres una desaboría!!

Emocionante relato, por el cariño que contiene que ha trascendido al propio texto y por la identificación con el pecado.

Besos, del pecador

Susurros de Tinta dijo...

Ahi lo has dado, en copa de balón que no he encontrado en internet, pero que tengo en casa, solo me queda una de la media docena que compré, siempre usaba esa cuando venía a mi casa, y ayer me di cuenta que yo siempre la busco para beberme la cocacola y me di cuenta de que era el la causa, cosas curiosas de la mente, verdad?, miles de besosssssssss.

maria jose moreno dijo...

jaja me ha encantado ver lo de "saborío" eso es muy cordobés, aunque aqui decimos "esaborío" es decir sin gracia ninguna. Buen recuerdo el de tu hermano pues está buenisimo el ron con cola y ni que decir de la cervecita fria, helada y si es Cruzcampo mejor.
He disfrutado con tu recuerdo.
Un besazo guapetona

Susurros de Tinta dijo...

Si, por aquí también se dice con la e, menos desaborido que es lo correcto, lo decimos como nos parece, somos experto en merendarnos las letras y más cuando lo que queremos es exagerarlo, me quedo mejor con la birrita, que yo al ron le doy solo con los mojitos, mmmm, entre la llorera y el alcohol vamos a cabar alcolicas perdidas, jajaja, besossssssss.

Neogeminis dijo...

Recordarlo así, con sonrisas y bromas es bueno...aunque se asome alguna lagrimita sin duda merece estar siempre tan cerquita.
Un abrazo.

Mar dijo...

Susus,
"saboría"? Dile a tu hermano, que seguro te escucha, que de eso ná. Que tienes una gracia contando que pa qué, que lo digo yo. Que tus textos están llenos de vida y ahí está la gracia.
Bueno, y digo yo, y no puedes ir alternando refresco y cervecita? Y una cervecita sin? ¿No es lo mismo no? Yo le doy mucho a La Cola pero sin light. Es que si no, no me pone :)
Bueno, me has hecho sonreír Cas y te lo agradezco.
Un beso,
Mar

Carmen Andújar dijo...

Siempre nos quedarán esos momentos preciosos que pasamos con nuestros seres queridos, y los recordaremos con cariño, y ya ves tu hermano quiere que lo recuerdes con alegría.
Me ha gustado, muy tierno.
Un abrazo

Any dijo...

Coca con ron, que bueno! tu hermano la tenía muy clara!
Que pena que ya no esté, pero según leo, su recuerdo, su voz, su alegría te siguen acompañando. Claro que se escapará alguna lagrimita de vez en cuando ... es inevitable. Uno tarda mucho en recordar sin dolor, demasiado para mi gusto. Igual hay que seguir intentándolo.
un abrazo, muy lindo recuerdo.

Ardilla Roja dijo...

Niña, tu endocrino se ha sacado el titulo en una tómbola, fijo. Los refrescos, por muy "lais" que sean, son fatales para la salud. Bebe agua y no te prives de una cerveza de vez en cuando que al menos es natural.

Además, no necesitas del refresco para escuchar a Diego.

Un abrazo, Sus

mar dijo...

Pues yo me quedo con la cervecita y alguna tapita, es que hay cosas a las que en verano es dificil negarse que le vamos a hacer.
Precioso recuerdo de tu hermano que seguro que sonríe desde donde esté viendote tan "saboría"
Un beso de Mar

CAS dijo...

Que paso y sirvo una cervecita para cada uno de los concurrentes y sonrío y le devuelvo el guiño a tu hermano, que ahí anda, disfrutando tu relato y orgulloso de tu recuerdo emocionado.
Brindo por la vida y los que siempre están en ella a nuestro lado!!!
BESOTES

Susurros de Tinta dijo...

Neo, eso es lo que intento, hablar de él, ya va saliendo, eso es bueno, Mar, si me has confundido con Cass, eso es todo un piropo, jajaja, no te preocupes, es que el atracón de lectura hace que ya no sepa una ni donde está y más con la llorera que llevamos, al menos yo, ufffffffff.
Carmen, mi hermano era un guasón de mucho cuidado, no creo que le gustase vernos tristes, pero la tristeza es inevitable, como dice Any, te dejo la copa y te pongo un cubata, ¿quieres?...
Ardilla, pobre hmbre, no te metas con él, que no me ha mandado refrescos, eso me lo he recetado yo solita, el me ha dicho que nada de bebidas, solo infusiones, puag, agua sucia o café solo y edulcorado, aggggg, lo de la coca cola light es una licencia que me tomo para poder alternar y no morirme de asco y aburrimiento.
Mar, grrrr, no me simpatizas, jajaja, con lo que me está costando portarme bien, y en veranito, ¡¡¡madre mia!!!, eso, Cas, tu animando, no, si al final del llanto nos montamos aquí una fiestuki a lo bestia, venga, va, ve arrimando la birra que yo saco las copas, jijiji...
Miles de besosssssssss.

Maat dijo...

Me apunto a eso de la coca cola con mucho hielo y unos taquitos de jamón ibérico...¡Que delicia!

Entre bromas y veras te diré que me ha encantado tu relato y la forma en que nos has presentado a tu hermano. Seguro que está orgulloso de ti, por muy "saboria" que te crea...

Un abrazo grande.

Maat

Mari Carmen dijo...

Yo ya no tomo coca cola, por aquello de que no es bueno para la tensión pero cuando la tomaba sin problemas, qué rica que me sabía, igual que a tu hermano, que podía mojar cualquier cosa en ella, casi como si fuera una rica salsa.

Ahora tu le tienes en las burbujas, en tu recuerdo, y siempre en tu corazón. Dicen que siguen viviendo mientras nosotros vivimos, y es verdad, claro que sí.

Un relato precioso, Susurros :)

Un abrazo

Tésalo dijo...

TAmbién a mì me pasa... eso de pasar de seguido, de puntillas en torno a unos recuertos.
A veces me he detenido sin embargo. Mi memoria, conmigo es generosa en ocasiones.

Tésalo

Verónica Marsá dijo...

Hola, besucona!
Pues yo ni de puntillas paso por al lado de quienes no están, ni miro las fotos de reojo. Todavía no. Supongo que pasará...
Estoy empezando a soltar ahora frases: "Mi padre decía...", o "mi padre siempre hacia...", pero escribirlo imposible. Me duele el centro del pecho, como si me arrancaran el esternón. Pero pasará.

Ya sabía yo que lo iba a pasar fatal en esta semana, menos mal que los abrazos y lod besitos chorrosos han llegado hasta mi casa!!!!

Abrazos y buen fin de semana, amiga.

Pepe dijo...

Naturalmente que es bueno sentir cerca de tí la presencia benefactora de tu hermano Diego. Es cierto que nunca se marchan, yo diría que afortunadamente. Es la única manera de soportar su ausencia física, sentir su presencia en nuestras vidas aunque sea en detalles tan nimios como una coca cola con guarnición.
Un abrazo.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Susus...que acabo de volver ahora, ya, así que antes no he podido, disculpas.

!No me seas plasta! eso diría Diego con el cubata en mano o mojando gambas a la cosa líquida. Un recuerdo, una imagen presente con su forma de ser que nos hace reír y llorar. Sirenita, te comprendo, sin embargo has sabido hacer tripas corazón dejándonos a un Diego luminoso, ese que ves nada más cerrar los ojos, vamos, que lo veo y le envio un besito, A ti, no sé, unos mil.
Te digo por email lo que me preguntas en mi blog, pero avanzo !bingo!. Gracias cielito bajo la farola sevillana, y que esos ojos azules sean los que sueñas ante la amurallada Troya.

Mar dijo...

Susus, lo siento!!!!! Siento haberte confundido con Cas. Sí, es que fue un atracón de lágrimas.
He dejado algo para ti en mi blog:
www.aunqueseauninstante.blogspot.com

Susurros de Tinta dijo...

Si, si que lo fué, pero no debes disculparte conmigo, confundirme con Cass es un honor, disculpate con ella, ;P, pobrecita, mira que compararla conmigo, jajaja, vaya poema!!!, me encanta, gracias y miles de besossssssss

Cecy dijo...

Linda manera de recordar, siempre con una sonrisa todo sabe mejor.

Besos.

Susurros de Tinta dijo...

Cecy, las sonrisas aún son saladas, creo que el tiempo me las hará duleces, gracias por pasar por mi nueva casa, miles de besosssssssssss.