jueves, 18 de marzo de 2010

¡Este jueves un relato!... "La manada..."


Esta vez me permitiréis dos textos, en dos registros anímicos absolutamente contrarios, me parecía injusto dejaros solo el primero, miles de besosssssssssss.



...me robas...



Hacía mucho que no te sentabas a mi lado, tú la indomable, la caprichosa, la insondable, haciendo palpitar mi corazón sin razones algunas o algunas razones en las que no quiero profundizar, porque te haces aún más presente y pesas aún más.

Quizá viniste con el sol, te trajo un rayito juguetón que inconsciente de su pasajera, te dejó a mi lado pensando, inocente, que me traía un regalo.

Me miras a los ojos y yo a los tuyos inexistentes, te tomo a manadas y soplo intentando apartarte de mí, pero te cuelas por mi boca y te bebo sin conseguir que te muevas ni un solo ápice, te aferras a mi costado, como aire denso e irrespirable.

Me derrotas y me posees antes de que pueda siquiera ponerme a la defensiva, a traición, sibilinamente, me llenas de ti creando un vacío de todo que pesa como el plomo, me inmovilizas la mente, hasta los músculos me rindes y solo los dedos alcanzan a decirte que no eres bien venida, pero me ignoras y yo sola no puedo contigo, pero nadie puede ayudarme.

Mira Tristeza, hagamos un trato, yo te dejo aquí hasta que decidas irte, tú te quedas sin hurgar donde no debes, calladita y en silencio, deja de gritarme calladamente, que mis oídos son delicados y me robas las ganas, la vida y hasta el sueño.



Sueño imposibles entre tus dedos, sabes?...



Traigo a manadas llenas rayitos de sol, juguetones, tibios y luminosos, alegres como el brillo que desprenden al jugar con tus ojos.

Traigo a manadas llenas besos como caramelos de distintos colores y sabores, traviesos e inquietos, toma los que quieras, pero ellos se posarán donde decidan, no te enfades conmigo, ni me pidas luego explicaciones, si te decides a tomar alguno tú serás el responsable que son desobedientes y nunca hacen caso.

Traigo a manadas llenas caricias suaves para tu piel de seda, algunas serán intensas si encuentran la tecla de las cosquillas, te arrancará risas que llenen el aire con sonidos de campañas cantarinas que alegres tañen en un día de fiesta.

Traigo a manadas llenas sensaciones, olores, visiones que traen la ya próxima primavera, de verde hierba, de fragantes flores, de tierra preñada de frutos espectaculares, respira, huele el aire, todo está formando algarabía que se cuela en mi alma que no puede quedarse quieta, alégrate niño, que no es eterna la tristeza.



Este segundo relato se lo dedico a mi amigo Manu, el título es una preciosa frase suya que guardé en el baúl de mis tesoros y la he tomado prestada para el título del relato porque me parece perfecta.



El resto de participantes ahora en casa de mi querido Gus

16 comentarios:

Neogeminis dijo...

Veo que has usado la expresión "manadas" como indicador de grandes cantidades. No conocía esa acepción. En todo caso ha sido excusa para dos preciosos textos.

un abrazo.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Mira tristeza, hagamos un trato...si te encuentro la tecla de las cosquillas vas a reirte.
Manadas, cantidades de cosas, de sensaciones juntas como ramilletes. Soltemos la imaginación para darle la vuelta a los conceptos.
A manadas vienen mis besos juntos, para tí por estas dos formas dispares de belleza; triste o alegre.

Pepe dijo...

Hola Susurros:
Es la primera vez que nos visitamos y para mi ha sido muy grata tu visita y es igualmente grato devolvertela. Deseo que sea el comienzo de hermoso y durarero.
La tristeza contra la que no podemos luchar en el primero de tus relatos y que se instala en nosotros a pesar nuestro, en el segundo de tus relatos le ha llegado el momento de marchar y ser reemplazada por una explosión de luz, de color, de caricias, de sensaciones, de primavera, en definitiva de vida.
Quisiera estar siempre inmerso en el estado que describes en el segundo de tus relatos.
Un abrazo.
Pepe.

Julia R dijo...

Susurros muy buenos relatos antagónicos, que sensaciones tan diferentes despertó en ti la palabra manada.
Un gusto pasar por tu casa.

Besos.

Tèsalo dijo...

¡De verdad, qie he pactado con tristeza! Pero ella me impone condiciones de control, cietamnete algo incumplibles.
Pero en tu morral, repleto de ambrosìa de tu segundo poema, repartes mucho, generosamente.
Esto a mí me diò esperanza. Sin embargo, ser fundamentalmente felìz, ahora no puedo.

Teresa Cameselle. dijo...

Me ha gustado especialmente el primero, porque me intrigaba y me resultó muy esclarecedora la descripción de la tristeza.
Del segundo me quedo con esta frase "anímate, niño, que no es eterna la tristeza", que me gustaría poder decirle al primer relato.
Bonitos proso-poemas.

CAS dijo...

manadas de sentimientos... esas sí siempre son buenas manadas para recibir, aunque sea de tristeza, porque algo pasará, para que se troquen en manadas de alegrías, aunque más no sea, haciendo cosquillas.
Se nota a la legua, que está llegando como en manada, la primavera por ahí... Me recuerda la canción de Serrat y se me hace agua la boca, recorrer esos campos de los que hablas.
Muchos besos para tí generosa en besos y versos.

Susurros de Tinta dijo...

Neo, más bien como porción que cabe en una mano, cogí la acepción que más desconocida era para mí, además porque siempre he usado la expresión a manos llenas, sustituirla por manadas me ha gustado, eso de aprender palabras nuevas es como un vicio, aunque nunca las vuelva a usar.
Natalí, no es tan difícil hacerle cosquillas a la tristeza, creo que es la única forma de echarla de nuestro lado, jajaja, me encanta la idea, la guardo en el baúl de mis tesoros.
La primera que nos comentamos puede, pero no la primera que nos cruzamos que somos vecinos de spaces y eres amigo de muchos amigos, alguma vez me he colado en tu blog y he leído, pero he pasado de puntillas sin hacer ruído, jeje.
Julia, yo creo que es que soy antagónica en mi misma, gracias cielo.
Tésalo, nunca se es fundamentalmente feliz, pero no hay que abandonar las ganas de buscar la felicidad en las pequeñas cosas, te entiendo, pero se feliz un poquito, vale?, miles de besosssss.
Teresa el primero me dejó mal sabor de boca, el segundo en realidad es un e-mail que le escribí a mi amigo que andaba bajillo de ánimos y le pedí permiso para publicarlo como relato para no dejar a Tristeza campando a sus anchas por mi casa.
Cas, ¿ya huele a primavera!, esa expresión es muy típica en mi tierra, huele a azahar, a incienso en Semana Santa, por supuesto a feria, a terracitas con algarabía de tapitas y cervezas, el invierno se nos ha echo largo con tanta lluvia que nos tenia llenos de pereza, miles de besosssssssssssss.

César dijo...

Dos originales respuestas.
"Me robas las ganas, la vida y hasta el sueño" Así es esa compañera que a veces no se aparta, fiel, de nuestro lado.
¿Dónde puedo encontrar a la protagonista de tu segundo relato que trae las manos llenas de vida?

Susurros de Tinta dijo...

Jeje, creo que anda por el fondo del mar mediterráneo, tecleando como posesa en una cueva iluminada por medusas iridiscentes, solo se le ve la colita plateada, hay que ser pirata para encontar a la sirena, besitos César...

gustavo dijo...

Y P0R QUE C0J0NES ME HAS LLEGAD0 ADENTR0 SUSUS C0N ES0 DE LA TRISTEZA...?' ACAS0 P0R QUE ME PILLAS ASI ASI???
MEDI0 BES0

gustavo dijo...

DE SEGUND0 TEXT0...AY, SUSUS, AY..ME QUED0 C0N T0D0...SABES QUE S0L0 HAY UNA C0SA C0N LA QUE N0 ME QUED0...ESA C0N TU GRAN SABIDURIA, YA LA SABES...
ME QUED0 C0N T0D0 PARA VER SI DESPIERTA UN P0QUIT0 MI ALMA...
AH, UNA C0SA, SUSUS DE MIS ENTRETELAS...SABES, CRE0 QUE ES UNA DE AS MEJ0RES C0SAS QUE HAS ESCRIT0 HACE TIEMP0...

MIL BES0S...
AHH, ME REFERIA A L0S D0S RELAT0S
P0
E
TI
C0S

Susurros de Tinta dijo...

"Mi medio esposo está triste, ¿que le pasa a mi medio esposo?..." mira Gus, hay días luminosos, otros que son oscuros y tristes, siemre vienes a mi cargado de luz, de risas, de bromas, de mimos, iluminas mis días y los haces llevaderos, incluso los más oscuros, por eso ya eres parte de mi corazón y de mi vida, que se te echa de menos cuando no apareces por la oficina, jajaja, pero los amigos, cielo, estamos para todo, para los dias buenos y los malos, si estás triste y no quieres hablar, vale, pero estoy, tira de mí también en estos días tontos, que "susurraré y susurraré y la tristeza derribaré..."
Ven aqui que te abrace hasta estrujarte y te coma a besosssssss ...te he dicho ya hoy que te quiero?, si?, bueno, pues de nuevo, ¡¡¡te quieroooo!!!!

ADELFA MARTIN dijo...

Yo me quedo con el segundo, hasta elegirìa el primer pàrrafo:
Traigo a manadas llenas rayitos de sol, juguetones, tibios y luminosos, alegres como el brillo que desprenden al jugar con tus ojos,

que tanto aire me da a una canciòn andaluza...

¡¡ME HA ENCANTADO!!

Mis saludos cordiales

Mimí dijo...

Que me fui estos días de pingo, a ver a la familia, salteando el puente bajo un paraguas, que el mar se dio la vuelta y se nos echó encima, jejeje.
Besito,(esta entrada ya te la comenté en el otro blog).

José Ignacio dijo...

Leí los textos en su momento y me sorprende que no hiciera comentario alguno. Perdón.
En el primero me mantuviste en vilo. Genial.
En el segundo sentí envidia del que recibió ese espectacular y hermoso ramo de sensaciones y deseos.
Relatas muy bien.
Buen fin de semana.