jueves, 26 de diciembre de 2013

Este jueves un relato: Cuento de Navidad



Una vez me contaron un cuento precioso, se llamaba Navidad. Me contaron que una vez nació un niño que era el hijo de Dios y que todos los años se celebraba este nacimiento, otro me habló de Papa Noël y de renos voladores, otro de Reyes Magos que su magia consistía en llegar a todos los hogares a dejar regalos en una sola noche, otro de cenas copiosas y otro que no era mas que un invento de los grandes almacenes para acrecentar sus ventas… así que lo que empezó como un cuento precioso se convirtió como siempre en un lío para esta sirena que sigue sin entender el mundo de los humanos, lo que si me llama la atención es que sea lo que sea eso de la navidad, todos los humanos hacen como si lo creyeran, ya sea poniéndose a favor o en contra de ella. ¿Quién entiende a los humanos?, no creen en sirenas y si en niños hijos de Dioses, señores con barba blanca y metiditos en carne que entran por la chimenea o camellos que en una sola noche llegan a dar la vuelta al mundo, ¿y que puede hacer esta sirena cuando llega la navidad?, pues si, eso, desear felices fiestas a todo bicho viviente con el que se cruza y simular que también se cree ese cuento del que hay tantas versiones como personas que lo cuentan, solo hay una cosa que me gusta de este cuento, que el amor parece poseer a todo el mundo y que saca lo mejor de cada persona, incluso de aquellas que son detractores de ella. No se quien inventó la navidad, pero fue un gran invento.
Asi que tú que te quejas tanto de ella, que refunfuñas diciendo que ya nadie se preocupa de los amigos, que odia reunirse a cenar con la familia porque es una tontería, hazme el favor de alargar la Navidad y coge el teléfono y queda con ese amigo que hace tanto que no ves y organiza cenas familiares en Febrero o en Agosto y di que para ti es Navidad!


Ah! Se me olvidaba lo más importante y es que para el año nuevo se piden deseos, mi deseo es que siempre sea Navidad, ¿se puede pedir eso?.

Para mi amigo Jose que no le gusta la Navidad... a lo mejor a ti no te gusta, pero tú le gustas a ella... miles de besossssssssssss.
El resto de participantes en casa de nuestra querida Matices

18 comentarios:

casss dijo...


Pues estoy dudando de si soy humana, porque yo creo que sí existe una sirena llamada Susus.... Te deseo que estés disfrutando de lo que la Navidad pudo dejarte de bueno y que el 2014, tenga mucho, muchísimo de bueno!!! besos, miles!!!

Maria Jose Moreno dijo...

Hola sirenita me apunto a tu deseo porque al contrario que muchos a mi si me gusta la Navidad, y creo que por lo menos en esta fechas compartimos algo que no hacemos el resto del año, el hecho de desearnos buenos deseos ya es algo. Por eso yo también te seso todo lo mejor y sobre todo que en algún momento se cumpla tu mayor seso, que siempre sea Navidad. Un besote

Montserrat Sala dijo...

Muy bonita y coherente y definición de lo que es la Navidad, muy diplomátic pero muy sincera.Muchos besos en todo tiempo y lugar.

Esilleviana dijo...

Estoy de acuerdo contigo, lo que nos gusta a todos -en el fondo- es, reunirnos. Aunque al principio pongamos mala cara o la primera mueca sea un gesto de desaprobación, pero pasados los primeros diez minutos, nos agrada la conversación, la compañía y estar con los demás en esa velada.

feliz navidad todo el año en buena compañía y que el próximo año 2014 sea mejor o tan bueno como éste, según...

un abrazo

Juan L. Trujillo dijo...

Eso sería el ideal, que fuese Navidad todos los días, pero esa navidad que está dentro de los corazones y no sabe ni de escaparates, ni de luces , ni papeles de colores.
Un abrazo.

G a b y* dijo...

Creo en la sirenas, creo que todo es posible e imposible también. Creo que la Navidad, a esta altura de mi vida, es un estado del espíritu, y está en cada uno andar encendido como arbolito por la vida, o estrellarse en el silencio como un juego de artificio, produciendo una detonación efímera. En fin, que cada quien la vive según su entusiasmo, sus ganas, sus ilusiones, sus creencias. Tu escrito me ha prendido la llave de la reflexión, a veces una acepta estas fechas y todo lo que viene con ellas sin preguntarse demasiado el por qué ni para qué. Saludar a los jueveros, es una linda opción!
Felicidades y besos!
Gaby*

Tracy dijo...

Me parece un deseo fantástico eso de alargar la navidad a todo el año, pero siempre que sea si parafernalias de luces, cantos y bondades fingidas, sino de verdad: uniendo a personas y llevándoles felicidad que eso no es sólo para estos días.

Pepe dijo...

Sirenita, en primer lugar, agradecerte infinito que te hayas acordado de navegar por estos mares donde sabes que se te añora tanto como se te quiere. Dicho esto, coincido contigo en que la navidad potencia y hace aflorar los mejores sentimientos que alberga el corazón humano y siendo así, que lo es, claro que abogo sin dudarlo por una navidad de 365 días al año durante todos los años, sin parafernalias que poco o nada significan pero donde estuvieran presentes esos sentimientos que en estos días acercan algo más a las personas.
Un fuerte abrazo.

Neogéminis dijo...

Pese a las distintas versiones, las deformaciones y las fantasías, creo que es necesario y bueno creer, todavía, en que el amor, la bondad y la felicidad son posibles en la faz de la Tierra. De eso se trata la Navidad al fin de cuentas...y de cuentos jejeje
Un fuerte abrazo, sirena!
=)

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Se extrañaba, sirena. Los humanos son raros (tal vez tambien los demiurgos). Pero con las historias juegan a suspender la incredulidad, a fomentar la imaginación, que es algo muy importante.

jordim dijo...

Un avisón más dulce que la mía de la navidad, aunque me parece que si no hubiera festivos.. :)

jordim dijo...

visión*

Alfredo dijo...

Existen los Reyes de Oriente, el Noël ese, los camellos y los renos... como también existen las sirenas, rubias, morenas, (yo conozco a una) los caballitos de mar y Bob Esponja.
Y sí, este año también será Navidad en Abril.
Besos

Matices dijo...

La verdad? no me gustaría que siempre fuera Navidad. La realidad? me encantaría tener siempre excusas para estar cerca de los que quiero. Con lo cual, al menos en Navidad sea la fecha que sea estaré siempre cerca de los que quiero.
Ahh, Gracias por participar y Feliz año nuevo, y no se me olvida ¡te llamo por Navidad! ;)
Un beso, sirenita!

rodolfo dijo...

Hola, soy Edu: Feliz Año Nuevo

Juan Carlos dijo...

Mucho que decir ... feliz año nuevo, de entrada. No soy sireno, aunque a veces tampoco comprendo los ritos de esta clase y, verás, ayer en las llamadas para desear feliz año llamé a un amigo y hablamos de hacer una de esas cenas ... que dejamos para febrero, como sugieres.
Besos, me encanta leerte de nuevo, amiga.

Luis de Burg dijo...

soy ateo, pero creo que cristo, no como hijo de dios, sino como un hombre distinto que llegó desde muy lejos para enseñarnos a vivir en paz, quizás de alguna lejana galaxia o quizás de algún lejano tiempo del futuro, no importa lo importante es que hizo que la humanidad cambie para bien, y eso me hace creer en él.... navidad es una fecha para vender, no sólo sueños, cenas pomposas o regalos carísimos, navidad también es una fecha para acercarnos, darnos un abrazo, visitar a seres queridos que casi nunca visitamos, hacer la tregua de tanta guerra dentro de la familia, un respiro, un momento de paz, en tranquilidad donde todos sonreímos viendo a los niños sumergidos en sus juegos y en sus sueños, que más se podría pedir para una fecha tan importante que es el nacimiento de ese hombre que marcó la diferencia, creo que jesus en realidad se lo merece..... feliz año nuevo sirena!!!!

SUEÑOS DE SINCERIDAD dijo...

Mi sirena, te escribo el último que tienes publicado, pero da la casualidad que el último será el primero, más o menos te puedo contestar algo, sabes que soy hijo de un dios, todos los FARAONES lo somos, y creo que para ser feliz en este mundo hay que creer siempre en algo misterioso que nos una de una manera u otra. Pues eso creamos en la Navidad, con otros nombres todas las civilizaciones han creido en algo para poder acordarnos de los nuestro de vez en cuando. A nosotros nos ha tocado la Navidad. Espero que nuestra amistad dure miles de ellas. Un beso sirena.