lunes, 11 de febrero de 2013

¡Mi caballito de mar se ha enamorado de él!.




¿Sabéis esos dibujos animados en los que los humanos tenéis a un ángel y a un demonio uno en cada hombro?.


Pues bien, las sirenas, por si no lo sabéis, tenemos un caballito de mar y una medusa en cada uno y no se que hacer ya con la maldita medusa que me tiene al pobre caballito acorralado y mudo.

La medusa me tienta y me dice, míralo, no me digas que no te dan ganas de comértelo y lo miro y por Poseidón que hasta me tiemblan las piernas si se pierde mi mirada por sus contornos, se me erizan todas las escamas regodeándose de gusto, formando tal escándalo que temo que hasta los humanos de alrededor las oigan y agacho la cabeza y tapo mi rubor con mi melena para que nadie lo vea y miro al mi caballito pidiendo ayuda.

Y antes de que abra la boca mi ángel caballio de mar, va él, ais, él que me tiene loca por mucho que yo me contenga y me gasta una broma y le meto el codo en las costillas y se encoje como un niño travieso y se parte de la risa, y ¡hala! Ya tiene la medusa de nuevo como tentarme.

“Mira sirena esa sonrisa”, y no lo ha terminado de decir y ya estoy perdida en su boca, y va y me dice la muy medusa, “¿has visto alguna vez labios más apetitosos, no te dan ganas de morderlos?”

Y me llevo el botellín de cerveza a los míos porque temo que se desprendan ellos solos y necesito algo con lo que sujetarlos y entretener mis manos que arden por tocarle y perderse en él para no encontrarse nunca más, y vuelvo a mirar a mi caballito de mar para que me salve y me lo veo embobado ¡¡¡mirándole!!!,



Estoy perdida, mi caballito de mar se ha enamorado de él.

Mi medusa, esa rastrera, metomentodo y lianta lo ha convencido con su verborrea, ¡socorro!, ayudadme, necesito un caballito de mar urgentemente, Poseidón prometo ser buena, no enredarme tanto entre humanos y hasta aprendo a cantar como mis hermanas, pero dame un caballito nuevo que este no me sirve y temo perderme y perder todas mis escamas.

Mientras Poseidón oye mis súplicas, (ya sabéis como son los Dioses de caprichosos), echadme un par de cuerdecitas para atarme, me quedaré apartadita de él, os lo prometo, pero que todos los dioses le protejan como se le ocurra acercárseme ni en broma estando mi caballito de mar inutilizado, pero miradlo, ¡si hasta le salen corazoncitos de las orejas!

Esto señores es muy, pero que muy grave, vigiladme por Dios y no me dejéis salir de mi pecera hasta que hayan sustituido mi caballito de mar, o es a mi medusa la que me han de cambiar?... lokitos, esta sirena está averiada, a la espera de repuestos no me hago responsable de mi comportamiento, jejeje, ¡mejor no tentarme!.



11 comentarios:

Manuel dijo...

Hombre/mujer, Yin/Yan, Blanco/negro/ Tierra/fuego. Casi todo en la vida puede reducirse a una dualidad sin olvidar la mas absoluta, Bien/Mal.
Un beso

Susurros de Tinta dijo...

Ahi lo has dado Manuel!, ese precisamente es el problema, que mi caballito de mar ha sido vencido y ya no hay dualidad que valga, que estoy sola, ¡socorro!, no tendrás un caballito de mar en alguno de tus bolsillos ¿verdad?. Aigggg, que lo necesito!!!, jajaja, miles de besosssssssssssssss

Luis de Burg dijo...

sin broma, creo que necesitas un psiquiatra urgente..... jajajajajaja que estás tan perdida en tu mundo submarino que ya no te puedo seguir las pistas, ni enredarme en tu red salada de imaginación, que me ahogo en el intento y me pierdo entre tanto azul, pero ni modo, cada loco con su tema, que me regreso a mi cámara a esconderme de la luz del sol que allí al menos no hay tiburones :)

Susurros de Tinta dijo...

Jajajaja, tienes razón, necesito un psiquiatra pero urgenteeee, asi que no has entendido mi cuento, uisssss, mejor, que si lo entiendes me vuelves a dar un bofetón por idiota, por panfila y por sardinilla, mejor ve a tu cámara, pero te advierto que te la tengo llenita de estrellitas en el techo, que siempre te las voy dejando para que no esté tan oscura y no habrá sol, pero cuidadito con las vampiresas que te dejan sin sangre y a ver entonces como levantas... ejem, pos eso!!!jajaja, al menos te he arrancado una carcajada, con eso mi niño me doy por más que satisfecha, miles de besossssss

Anónimo dijo...

ni pánfila, ni sardinilla ni nada,ni tan siquiera sirena.
tu no necesitas psiquiatra,necesitas estar en el mundo real al que perteneces.!me parto de la risa cuando leo tus sandeces. Tan mayor.Esto no es un blog de nada.PURA tonteria.!es tan ridículo q dan ganas de q le salgan a uno las lágrimas por las pestañas.Deja el blog para 4 q te "atusan".."cómplices de to y de na. Besitos nena. Rafa.

Susurros de Tinta dijo...

Grrrrr, ¿asi que no te gusta mi blog?, está claro que no te gusta la literatura, jajaja, no se quien eres, tengo varios amigos con ese nombre, aunque si fueras mi amigo digo yo que sabrías que si que vivo en el mundo real y que mi blog es una forma de divertirme y soltar por los deditos mis pensamientos, bien en forma de reflexión o de humor para reirme de mí misma los cuentos siempre son para niños y como eso de tan maorcita???, uissss, te las quieres ver con mis escamas no?, pobre del que pierda su parte niña o su capacidad de reirse de si mismo, oye, tu no serás el pseudomejicano no?, jejeje, ya me dirás, miles de besosssssssssssss

Juan Carlos dijo...

Vuelve la sirena ¡bravo! Delicioso tu relato y ¿sabes? no, no tengo ningún caballito de mar ¿te vale un pez payaso? Si es que si, ya te lo envío por mensajero urgente.
Me encanta volver a leerte, muchos besos.

Susurros de Tinta dijo...

Mi querido Juan Carlos, jajaja, este no es mi jueves!, lo programe para que se colgara a las 12 en punto pero me da que el horario de Blogger no es el español, jejejeje, nos vemos en Jaén me han dicho!, estoy deseando que llegue, voy a despachurrarte a abrazos con el permiso de tu maravillosa señora, jajaja, miles de besosssssssssssss

María J. Montiel (Mey-Su) dijo...

Menudas risas me acabo de echar con tu relato. Esa manera de describir el no poder hacer nada cuando ya es demasiado tarde..., cuando ves que la medusa te está atrapando poco a poco en su maraña de ideas locas, tentándote con lo que ves. Menudo caballito más inútil ù.ú, a coscorrones espabilo yo el mío... ¿que qué hago con la medusa? Un nudo bien fuerte con todos sus tentáculos. Ò_Ó

¡Muy buen relato, en serio! Ahora que acabo de regresar a blog tras una larga ausencia da gusto leer este tipo de cosillas. n.n

Susurros de Tinta dijo...

Ehhhh, tú si que me entiendes!, así que también tienes una medusa enreda no?, jajaja, nu se, los japoneses no se las comen?, agarra por un lado, yo por el otro, la enharinamos y nos la zampamos a medias, qué te parece?, bien venida de nuevo a este mundo de lokos!, miles de besosssssssssss

CARIDAD dijo...

TE LEO POR PRIMERA VEZ Y ME GUSTÓ...ES BUENO PODER VIVIR EL MUNDO REAL,PERO MUCHO MEJOR SUMERGIRSE DE VEZ EN VEZ...EN EL DE FANTASÍA.
,SI EVADIR,LA REALIDAD.