lunes, 26 de septiembre de 2011

Mi calle

Esta es mi calle... pero no lo es.


Es donde vivo, es una buena calle, no voy a negarlo, cerquita del centro, al lado de una estación de autobuses, paralela al río con un puente con tolditos que me lleva en un minuto a Triana, pero no, no es mi calle, porque he tenido tantas calles que no soy de ninguna, o soy de todas a la vez.


Soy de la Av. Meridiana que me vio nacer en mi Barcelona natal, la de la casa de mi abuela en ese pueblecito blanco andaluz que me vio encontrar el amor beso a beso bajo cada una de las farolas que la iluminaban, la de Arrecife en Lanzarote que vio crecer a mis hijos, la de Madrid que vio apagarse mi corazón que yo pensaba que siempre latiría por él...




...y tantas más que no nombro por ser demasiadas...


Puede, solo puede, que mi calle sea una línea de fibra óptica, mi calle, en la que vive mi corazón y mi alma es esta por donde se sueltan mis deditos para vaciar el alma, pasean mis amigos, mi familia, mi gente.


Desde esta ventana que me los trae a todos y me deja escaparme a cualquier lugar del mundo estoy en contacto con todo lo que amo y es importante para mí.


Decididamente mi calle se llama Internet y sin ninguna duda mi calle es por la que pasees tú.


El resto de compañeros jueveros hoy sabatinos en casa de nuestro querido Gus.

18 comentarios:

Verónica dijo...

Pues así es, allí pisas, allí te encuentras; lo cual no significa que allí te sientas...

Mi calle favorita no es tal, se ve mezclada con recuerdos de lo que fue, d ela nostalgia y de las ganas de volver a ser niña...

Un abrazo.

Matices dijo...

Qué verdad es, cada uno tiene un sentimiento, una sensación con los lugares según sus vivencias. Ahora todo queda más cerca, las calles se virtualizan y la vida nos acerca a personas que estaban en el olvido y a otras que llegan nuevas.

Un beso y gracias por el paseo y tus palabras

Manuel dijo...

Nunca lo habia mirado desde ese punto de vista. pero tienes razón tu calle bien puede ser una fibra óptica en donde coincidimos un montón de vecinos que compartimos vivencias. Una calle tan buena como la que más y una visión original al máximo.
Un beso

Carmen Andújar dijo...

Muy bonito y poético relato. Como dice la canción: Ni soy de aquí, ni soy de allá; pero como dices tú de todos los sitios a la vez. Desde luego internet es una ventana al mundo, y cuando te aficionas es difícil de despegarse.
Un abrazo

Juan Carlos dijo...

Pues genial, entonces somos vecinos. Estamos a un click de distancia.
Siendo asi, que lo es, me encantaría cruzarme con una de mis vecinas queridas cada jueves, que a penas nos vemos y solo distamos un click.
Mucho cariño, amiga.

Anónimo dijo...

Como siempre una visión propia, particular y muy genuina por tu parte. Aunque en verdad que no te falta razón y quizás debiéramos tenerle algo menos de apego a "la tierra" e intentar ser un poco más del mundo. Un abrazo.

marian dijo...

estoy de acuerdo contigo, somos del mundo.
internet es un buen barrio, si das con buena gente, como en todos los lados.
un saludo
marian

Luis de Burg dijo...

creo que internet es un mundo, quizás un país si todos hablan el mismo idioma, quizás una ciudad si todos hablan de los mismo, quizás una calle si todos son amigos íntimos, tu casa siempre será tu blog en donde escribes, entonces se podría decir que yo vivo en multiples países y mi casa es oscura pero es de todos, si es que todos respetan mi único punto de vista.... por curiosidad pregunto, qué casa es esta? ya que tiene diferentes direcciones, caricias de papel, solo palabras, susurros de tinta, cuantas personas son? quizás muchas, conocí una vez una dulce mujer llamada maria jose, ya no sé si es la misma, con tantos disfraces es dificil de diferenciar, quisiera que ella sólo tomara un seudónimo y que su casa sólo tenga una dirección, para volver a encontrarme con sus ojos, para poder reirme con ella bajo esta farola casi sin luz... te dejo mil y una estrellas en este lugar tan oscuro, esperando que algún día vuelva a salir en sol en esta playa con miles de sirenas

CAS dijo...

Hubiese lamentado perderme el paseo por tu calle (nuestra calle) y no verte.

(comprendo por qué te gustan tanto las farolas)

besos.

XoseAntón dijo...

Coincidimos, al menos, en no poseer ni pertenecer a una sola calle; ¿para qué, con el mundo al alcance de la mano?

Bikiños

MARU dijo...

Efectivamente, siento que cantamos la misma canción: No soy de aqui...
He vivido en casi treinta casas y ahora, después de la jubilación de mi esposo, volvemos a casa...a Valencia.
Pero ten por seguro que si mi hijo pequeño no viviera aqui, nos iríamos a vivir en dónde estuviera el y su familia... El otro vivi en EEUU y eso bueno, no sé que decirte. Vamos mucho también.
Al final mi calle es la que están mis seres queridos. En dónde encuentro amor y afecto.
Me ha encantado... el sitio en dónde vivies ahora...Una pasada"... Este fin de semana pasado estuvimos en Sevilla. También he vivido allí, en Nervión. Buenos recuerdos...
Besitos

Gorrioncillo que melancolía dijo...

Si..y en esta maravillosa calle..llena de datos..que vuelan a través de los satélites..en naves espaciales llenas de cariño..yo te conocí..En esta calle me gusta tomar cañitas contigo..pasear hablando y riendo mirando escaparates..me gusta como te ries..cuando me caigo de los columpios..y me cojes de la mano al cruzar la calle..en fin..esta es tu calle y mi calle..te quiero cariño muakss

yonky dijo...

Esta nueva que nos propones tiene aromas veraderos a vecindad por donde se cuelan voces desde los balcones.

cariñitos

Anónimo dijo...

Me encantó susus!! definitivamente una calle de doble, triple, cautriple sentido, por la que paseamos todos, los de aca y los de allá. Genial punto de vista!
Te mando un fuerte abrazo
Ceci

Gastón D. Avale dijo...

susus...increible relato... me encantó... para mi miercoles...vengo un poco atrasado, pero bueno, me tomo el tiempo para leerlos! un besito!

javier dijo...

prinipalisima calle sin faroles ni semáforos, con puertas y ventanas abiertas, elegistes una calle muy hermosa

San dijo...

Cada lugar que habitamos es nuestro lugar nuestro espacio, la calle que pisamos, cada una de ellas un recuerdo y la calle principal con balcón abierto que has elegido la comparto contigo.
Hermoso Susus.
Un abrazo.

Any dijo...

Será que las calles nos van conectando a los recuerdos y es difícil quedarse con una.
Esta de internet también es una calle, tenés razón.
abrazo