lunes, 28 de septiembre de 2009

De corazón a mente, soliloquio...





Una semana con sus noches, ese es el tiempo que te di, corazón loco, para revolcarte impúdicamente en este dolor absurdo, que solo tú has provocado y por tanto mereces sufrirlo... siete días han pasado, ya no te permito ni un solo llanto, mientras haya sol, abre puertas y ventanas, dibújate una sonrisa en la cara, levanta la barbilla y lleva de una vez con dignidad esto que eres y no puedes evitar, un despojo de ridículo corazón que nunca quiere ver lo que tiene delante de sus narices, diste tu palabra para siempre y te la respeté, a pesar de no estar de acuerdo, pero parece que te la han devuelto, te clavaron palabras como dagas a cambio de amar profundamente, de deshacerte en mimos y en desvelos, pero no lo creíste posible, siete días pasaron, no hubo una sola palabra de disculpa, por tanto, ya puedes creerlo, ahora soy yo quien te dice que si te la devuelven, también es para siempre.

1 comentario:

gustavo dijo...

si vuelv0 a hablar c0ntig0, hare preguntas. quiza hasta resp0ndas...ja
per0 l0 que me sugiere esta entrada es llana y sencillamente que al c0raz0n ni cald0...es que al c0raz0n en t0d0 cas0...
ay, c0m0 ya me negue a amar, a ese amar de tu a tu y c0n c0mpr0mis0...ay, que mi c0raz0n ya n0 esta para est0s tr0tes de enam0rarse ni de ...ay...viva el hiel0 c0n...guiski 0 c0n vin0 tint0...
medi0 bes0.