miércoles, 5 de septiembre de 2012

Este jueves un relato: Relaciones. Rompiéndome entre tus dedos...

Foto: Enrique Lozano


A esta sirena que tiene cola recubierta de escamas le cuesta mucho caminar, da igual que me pongas alfombras rojas sembradas de pétalos de rosa, no importa que el camino que me propongas sea de hierba fresca y sombra de álamos a la vereda de un río, nada puedes hacer cuando el mar me llama y salte al agua y desaparezca para poder descansar.


No tienes tú la culpa.

Ni yo de ser un medio pez que juega a ser humana, el mar es mi casa… ese silencio que lo invade todo, ese abrazo suave y leve del agua, ese no saber si se está del derecho o del revés… es inevitable que me capture y me conquiste.

No me mires así que me pesa tu tristeza y tus lágrimas son piedrecitas en el camino que hieren aún más mis pies.

No me reproches ser quien soy, ¿no te advertí que era una sirena?.

Mira mi piel, se desquebraja si permanezco mucho fuera del agua, me romperé entre tus dedos si no me voy, mírame agotada y ese reguero de escamas que voy dejando…

Te haré el amor esta noche, te susurraré al oído cuanto te amo e inventaré cuentos que hagan reír a tus labios, esos labios que tantas veces han calmado mi sed de besos, te cobijaré entre mis brazos hasta que te duermas y velaré tu sueño para que solo sueñes cosas bellas, pero por la mañana déjame volver al mar antes de que me convierta en sal.


Os dejo esete poema de mi querido Hipogeo, nunca os he hablado de él, ¿no?, que raro, ya sabéis, seguid mi consejo y pasaros por su casa, es uno de mis favoritos... al fin y al cabo hoy me siento sardinilla más que sirena y él es mi Boquerón, ¿como no encajar los dos escritos? y ha sido pasar por su casa, leerlo y ver que era perfecto para este cuento y robérselo ¿o es tomarlo prestado?... mmm ya veremos si no me gano un cosqui por impulsiva...

(...pobres humanos persiguiendo sirenas, pobres sirenas si pretenden ser humanas para amarlos... )


Poema:

rompen contra la arena del silencio


lo que no tiene nombre

violentas las palabras

y un murmullo de mar

fugaz como la espuma

da ritmo musical al alarido

de un náufrago que muere y que renace

que se hunde se ahoga asciende sale a flote

aspira bocanadas de aire y laso

bracea contra el tiempo y la marea

en pos del mismo canto de sirenas

de idéntico El Dorado inexistentes

desde que el ser humano en un lamento

se transmudó en poeta

 
El resto de relaciones en casa de nuestra conductora de este Jueves, nuestra San

24 comentarios:

censurasigloXXI dijo...

Simplemente soy quien soy, hoy una sirena de relucientes escamas y mañana un diminuto pez. Hoy siento el agua caliente y mañana fresca como el amanecer. Hoy tropiezo con tus lágrimas y mañana resbalo sobre ellas... Soy quien soy, soy mujer.

Un besito, pequeña sardinilla.

ana dijo...

mujer sirena o sirena mujer, pero su casa es el mar, su destino fue nadar en sus aguas y enamorar a los hombres, pero no le sirven alfombras de flores, su camino es siempre el mar. Muy bonito.

Un abrazo.

Neogéminis dijo...

Pretender ser lo que no se es, suele traer ingratos inconvenientes. En el mejor de los casos se sabe, que si se logra vivir algo bueno, será muy breve...
Una buena historia de relaciones conflictivas.

Un abrazo

Natàlia Tàrraco dijo...

!Mecachis en la mar! Susurrante sirenita, que por poco, ayyy, no digo más.
Y es que tira mucho la mar salada, sirenita te comprendo, cuidadito que amanece, mañana otro náufrago en tus escamas.
Dulce sirenita de espumosas aguas, eres lo que eres, y no se hable más, pelillos a la mar.
Besito muy contento por el relato y más cosas.

Cecy dijo...

Mujer-Sirena...que ama y se escabulle en las aguas saladas, la de su casa. Bien sabe quien es, pero quien puede negarse a los besos que llaman.

Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

El amor todo lo puede. Hasta que uno de los dos deja de amar...

Maribel G. M dijo...

Mujer - sirena.
Me ha gustado.
Un saludo

Carmen Andújar dijo...

La sirena y el humano, una historia de amor imposible; pero preciosa.
El poema es muy expresivo y muy a juego con tu texto.
Un beso

Luis Rodriguez dijo...

En esta entrada hay muchas relaciones. Una nace de la otra, de un relato se suma un poema que acompaña. Excelente. Creo no haber visitado tu blog desde que comencé con los Jueves, saludos

Valaf dijo...

Es como aquella película "Lady halcón", desgarradora, aunque tuvo un final feliz. Excelente tu relato.

Un beso

G a b y* dijo...

A veces intentamos adaptarnos al otro, con tal de recibir el abrazo, de tomar el amor, de que la entrega sea perfecta... pero sin dudas, no se deja de ser quien en verdad se es, lo que tampoco implica dejar de soñar. Creo que el relato, encuentra su magia en ese intento de acercarse, de dar lo que se puede, por demostrar cuánto se ama. Una belleza! Y bello también el poema con el que lo acompañas.
Besos:
Gaby*

Maria Liberona dijo...

aysss !!!
mi sirena me ha encantado tu escrito, que difícil es ser como somos más si los otros quieren que no seamos como somos

casss dijo...

El amor todo lo quiere poder...

Ojalá así fuera, pero cuánto duele no poder conciliar los sentimientos y vivir el amor, en lugar de sufrirlo.

Ah... sirena....me conmueven tus sentimientos!

besos y abrazos mil.

maria jose Moreno dijo...

Sirena mía ¿ahora sólo una sardina? Eso no puede ser que tu eres la reina de los mares. Mal de amores, pequeño pez, siendo tan poeta se sufre mucho. Gracias por la recomendación, del boquerón, pasaré a verle.
Un beso y aqui me tienes ;-)

Pepe dijo...

¿Acaso no has oido hablar de la teoría de la evolución de las especies?. Sólo aquellos que consiguen mutando sus características la adaptación al medio, sobreviven. ¿No pueden las sirenas en un acto de amor adaptarse a vivir de una forma anfibia, en mar y tierra según las apetencias del momento?. Lo que no es admisible es que siendo una hermosa sirena, te ningunees autocalificándote de sardina.
Un fuerte abrazo.

San dijo...

Sirenita de pelo negro y ojos profundos, de boqueroncito nada, de nada. La reina de los mares eres.
Preciosas palabras que suenan a lamento, regresa al mar que las escamas de nuevo te recubran. (daré una vuelta por Hipogeo)
Un abrazo.

Teresa Oteo dijo...

Si ya le pasó a Ariel jajaja, tú aprovecha lo que puedas sirenita y luego te vuelves a la mar salada...
Preciosa historia de sirenasardinasaladasonriente!
pasaré por Hipogeo.
Un beso

Teresa Oteo dijo...

Si ya le pasó a Ariel jajaja, tú aprovecha lo que puedas sirenita y luego te vuelves a la mar salada...
Preciosa historia de sirenasardinasaladasonriente!
pasaré por Hipogeo.
Un beso

Sindel dijo...

Nadie puede dejar de ser lo que es, ni aun por amor. La esencia no cambia.
Es un relato hermoso!!!
El poema también me encantó.
Un hermoso jueves nos dejas!!!
Besote.

Amapola Azzul dijo...

Me ha encantado, mucha sensibilidad, todo muy metafórico.

Muy poético, ¿existen las sirenas?, supongo que en las poesías siempre existiran las sirenas.

Bello relato, gracias. Un placer leerte.

Maribel G. M dijo...

Gracias por tu visita y dejar tu huella, con tu permiso me quedo en tu casa.
Un beso y buen día

*L* dijo...

Me encanta tu estilo, Susurros. :)

Paso de puntillas por tu casa, con la lengua fuera ya pues me está pillando el toro y aún me quedan relatos jueveros de la edición anterior por leer!!! :/

Me apunto la recomendación. ;)

Y te dejo musiquita. Que a mí me encanta regalar música allí por donde voy. Este tema no es que pegue con tu relato, aunque sí con algo, jeje... Espero que sea de tu agrado:

http://www.youtube.com/watch?v=3jLOhAYrqQ8


Un placer y muchos besos.

MUACKKKKKKKKKKs!

rodolfo dijo...

sirena, si...bueno , y qué? todavia hay personas que ponen en duda que lo seas.
ellos se lo pierden
Un beso de Rodolfo, javi era un nick de toda la vida

Aire dijo...

Hola, ola de mar..
A veces, sólo es posible entregarnos por completo, cuando sabemos que al amanecer, quedaremos libres de nuevo para poder elegir cuándo queremos darnos de nuevo.
Ahora estoy en blogspot..., empezándolo.., así es más cómodo para la mayoría. Enf in, echo de menos mis cosas, que siguen en wordespress...
Un beso
del
Aire