miércoles, 6 de octubre de 2010

Este jueves un relato: Página 24, línea 3. “La Paz de Troya” de Natàlia Senmartí Tarragó

Gus nos ha pedido que vayamos a esta línea en concreto del libro que tengamos entre manos, este es el libro que tengo, una joya que estaba segura me haría retomar la lectura abandonada ya hace varios años, conozco bien a la escritora, se de su perfecta labor, y sin embargo mi mente se niega a leer, nada tiene que ver el relato que os traigo con el libro, ni en época ni en contenido, pero es lo que me ha inspirado al leer la línea, el recuerdo de mis amigos los Caballeros Calatravos...




..."con las espadas y las lanzas y nos las ceñimos en la espalda."

http://www.youtube.com/watch?v=2W0Oqp2_CFQ&feature=related




Así de esta guisa salen los Maestres Calatravos de Alcaudete, ¿espada a la espalda dije?, perdón, me equivoqué, ¡que la llevan al cinto!, como escudo no llevan más que un noble corazón y como bandera y estandarte su fe.


Sus espadas son de amor, su lanza de honor, en sus ropajes llevan colgadas mil miradas de admiración, orgullo para quienes los ven pasar en desfile, sueño para los que oyeron hablar de ellos y verlos no pudieron...


Tienen como misión hacer permanecer la magia y el recuerdo de un tiempo en que la palabra valía más que un documento, en los que el honor era intachable e inquebrantable, en los que el bien era un valor a defender hasta la muerte acompañados de su férrea voluntad inquebrantable..


¿Qué queda tras su paso?, la tierra que han pisado ya no se siente simple polvo, que la ha pisado un Caballero Calatravo, después de verlos, escucharlos, nadie es igual, dejan huellas no solo en el en camino, si no en las almas de los venturosos ojos que los admiran.


Rodilla en tierra se persignan y rezan.


¿Que pedís caballeros a vuestro Dios, en silencio, en la soledad de vuestro rezo, en la compañía de un ser que os guarda y cobija?, decidme caballeros, contadme el secreto vuestra oración que yo la guardaré como un tesoro y sin fe ni creencia la susurraré para acordarme de vosotros, para convocar a la magia como un conjuro, para no sentirme tan sola en esta aridez de valores que nos ha tocado vivir y que no logro entender ni compartir y que en vosotros he encontrado intactos y puros.


Quizá os mire como a iguales, salvando la infinita distancia que nos separa, quizá esta sirena solo quiera saber que a parte de ella hay quien todavía cree en el honor.


Así como vosotros protegéis mi alma de endurecerse con estos tiempos y recubrirse de escamas para defenderse, yo os protegeré y cuidaré para que vuestro nombre no desaparezca para que vuestras nobles almas inmaculadas queden resguardadas en el fondo de mis mares... os guste o no, ya tenéis una sirena y quien tiene una sirena la tiene para siempre.


¡Dios guarde a los Maestres de la Orden de Calatrava de Alcaudete!

http://www.spanishsonglyrics.org/lyric/ell-baila-sola/ell-baila-sola/por-t%C3%AD.aspx

(Dedicado a la Asociación Maestres de la Orden de Calatrava de Alcaudete y todos los  amigos que he encontrado en este pueblo que me hacen compañía y reir para olvidar esas cosas del día a día que nos entristecen y como no, a esa fantástica persona, amiga, ESCRITORA, que es nuestra querida Nàtali, a la que le debo conseguir centrarme, ordenar mi cabeza y concentarme para leer su libro, si, se que tardo, pero siempre cumplo mis promesas y en ordenar mi cabeza sigo, espero conseguirlo todo, altas son las metas que me propongo, pero nada se consigue si no se apunta alto.)

19 comentarios:

Neogeminis dijo...

Excelente inspiración te han desencadenado esas palabras de Natalia, quien por supuesto no habrá sabido al escribirlas que iban a infundirte (en uno de estos creativos jueves blogueros)otra bella historia.
La vida tiene esos giros!

Un abrazo.

javier dijo...

hola vecina sirenita
blasones cabalgan por españa
tierra de caballeros
( algunos, no todos)
Ponte buena ( por dentro) amiga, no me gusta verte triste
Un beso

Gambetas de lana dijo...

Qué bueno que creas en el honor. Mientras alguien en lo emundo lo siga haciendo nunca morirá.
¿Tengo que redundar en la admiración a tu prosa? Si.
es excelente tu prosa.
Besos

Anónimo dijo...

Sirena, si te soy sincero, me parecería obsceno hacer ningún comentario añadido a lo que ya has dicho tú y a la manera en que lo has expresado. Te deseo de corazón que consigas tus metas y que los Maestres de la Orden de Calatrava sean tus emisarios. Un abrazo.

Primavera dijo...

Pues creo que vamos a darte la medalla de los Maestres de la Orden, porque me ha gustado mucho el relato.
Primavera

Verónica Marsá dijo...

Eso es un doble homenaje, compañera. Bravo por ambas escritoras. Se me ponía la carne de gallina leyéndote. Caballeros de capa y espada! Qué guapo!

beso.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Ainnnns, es que me lío, me trabo !!!Calatrava!!! es que has puesto...snifff.

Repito:
¿QUÉ PEDÍS CABALLEROS?...Una dulce sirena para defenderla hasta la vida con la espada del amor. El secreto de sus corazones no es la lanza ni la admiración ni el desfile, desde su fragilidad magnífica, bajo las escamas, los de Calatrava desfilan imaginándote, saben como eres, carne, suspiro, delicia, empeño, entrega y jamás morirán, están vivos en cada una de tus palabras, los vemos aquí en Alcaudete, intactos, puros !salve!

Susurros, no son tan distintos estos héroes de los héroes antiguos. Ellos tenían valores: honor, gloria, perpetuarse en la memoria, combate, ideales, nada era igual después de verles. Sin embargo bastó un SUSURRO de sirena en una isla para que unos de ellos, dos, tal vez más, rieran como niños, entonces de sus fornidas espadas cayeros las espadas.

ME HAS DEJADO...SIN PALABRAS, TURULATA!!!! SIN NI UNA NEURONA SANA.

Susurros de Tinta dijo...

Neo, que cierto es, más si nos enreda y nos dejamos nuestro querido Gus con sus locas ideas geniales!!!.
Mi marinero, no estoy triste, menos cuando he vuelto a nadar por mis mares añorados!!!, si, lo se, te tengo abandonado, lo remediaré porque te eché de menos, ven, un beso!!!
Mis caballeros Calatravos lo mantienen vivo!!, a que es una pasada?, estoy encantada con eso de haberlos encontrado, bena gente donde los haya!!!
Hechicero, ya sabes que conseguiré mis metas, a las sirenas no nos rinden las tormentas, y contigo entreteniéndome, jajaja, puedo andar cualquier camino, te he dicho ya hoy que te quiero?, pues te quiero!!!, un beso sonoro!!!
Primavera las sirenas no somos de medallas, somos mas de besos y achuchones, eso si que me gustaria de mis alcaudetenses, que los quiero como algo mio!!!.
Vero, existen, no es broma y cuando dejan en casa la capa, la espada, el arco, siguen siendo grandes caballeros, no os he puesto el enlace, pero para los que tengáis facebook buscad Maestres Calatravos de Alcaudete y veréis allí fotos y comentarios de casi todos los que forman la asociación, jejej, si, vale y mios que me paseo por sus fotos a falta de poder ir con ellos.
Jajaja, diosa repito pues igualmente pero ahora con mas cariño, vale?...
Mi Diosa gatun ...a, a ti no te deja sin palabras ni el fondo de los mares, asi te amordacen o aten las manitas, que tus dedos son creadores, Dioses que dan vida a mil y una aventura, Salve, mi gatita linda, donde el jueves nos veremos con el jodio argentino que no quiere compar espárragos fuera de temporada!!!, jajaja.
Bueno el final como que por aquí no viene muy a cuento, jajaja, eso es lo de las vueltas de la vida que nos decía Neo, me voy a la cama que estoy rendida, mañana de paseo por los jueves, sisisi, que ganas de leeros!!!, miles de besosssssssssssss

CAS dijo...

Qué buen camino nos has hecho recorrer con tu texto y este estilo que nos remonta tan poéticamente a tiempos pretéritos y el disparo lo ha dado nuestra querida Natalia!!!! Un jueves que está siendo una delicia. Una sirena cuyo canto extrañaba: tan alegre me pone oirla...(digo leerla!!)
BESOTES JUEVEROS.

Teresa Cameselle. dijo...

Epico y poético, bello homenaje a los caballeros de tan gloriosa Orden.

Inma Brujis dijo...

.... Y quien tiene una sirena, tiene un tesoro.
te quiero hermanita. Besosssssss

gustavo dijo...

a veces escribes como todos, como tu, a vecs escribes normal...sin alma...¡todos, absolutamnte todos lo hacemos¡¡ hacer lo contrario seria fatal, mu fatal, pues sin duda no serias d este mundo y es en este mundo donde yo te quiero sususssss...
bien, pero hay veces, maria jose romero....en que la divinidad te toca y alcanzas metas harto imposibles, harto inalcanzables para los comunes, comun como yo, como tu...con la pequeña direncia de que tu, persona comun, puedes alcanzar el cielo y yo no...
hay veces, incluso, que traspasas el tiempo pa atras y das vida a los olvidados cual aeda, cual rapsoda, cual tovadora del medievo...sabes, susus, si de mi dependiera, te hubiera regalado un laud y , hala, a trobar este jueves por las pazas de los pueblos...
incluso un baston, el baston de ciego, ese que sostuvo a homero...claro, que la ceguera se hubiera ido echando leches, que tu ciega, va a ser que no, ni muda...
su
su
s
hoy un beso de templario
de calatraveño
de sanjuanero
de...¿puedo ser tu caballero sin caballo ni espada, pero caballero de frente altiva y de mirada al frente do se encuentra mi amante, bandida, bandida por supuesto?

Carmen Andújar dijo...

A veces una deja un libro aparcado porque no es el momento idóneo para encararlo, después otro día lo vuelve a encarar y lo coge con más ganas. Seguramente eso te pasará.
Estos caballeros me recuerdan a los templarios, aunténticos devotos del cristianismo.
Un saludo

Pepe dijo...

Tienen como misión hacer permanecer la magia y el recuerdo de un tiempo en que la palabra valía más que un documento, en los que el honor era intachable e inquebrantable, en los que el bien era un valor a defender hasta la muerte. Extraordinarios ideales los que ostentan con orgullo tus caballeros calatravos. Lástima que los altos ideales no formen ya parte del proyecto de vida cada vez de más personas.
Precioso relato, lleno de poesía y lealtad con los amigos.
Un abrazo.

Mar dijo...

Sirena Susus, ¡qué bello!. ¿Qué caballeros son estos tan entregados, protectores de almas amorosas y frágiles? ué lindo vercómo te inspiró Natali.
Besos

maria jose moreno dijo...

Encantada de leerte de nuevo por los jueves y esta vez te has atrevido con algo histórico en homenaje anuestros amigos calatraveños ¿por qué será? jajaja Codice Gus la divinidad de ha tocado y fruto de ellos con estas maravillosas frases. Claro la insiración tb hace mucho.
Un besazo

Medea dijo...

Buena idea la de Nátali al inspirarte, ella sabe bien lo que hace y por qué lo hace ¿verdad?
Me he visto incluida en esa historia, en el Medievo, caballeros, lanzas, castillos, princesas, sirenas o sirenas-princesas en lo que supongo ha tenido mucho que ver tu magnifica prosa. Impecable. Un beso grande
“chachi” volver a verte por aquí.

Any dijo...

Las sirenas son especiales, tanto como tus palabras de este jueves.
Vos seguramente conocés la oración que rezaban esos caballeros, quizás no en palabras exactas, pero si en sentimientos. Hay ciertos valores fundamentales que se comparten sin palabras y aun a través del tiempo.
Este tu texto toca el corazón del que lee.
un abrazo y otro a Natalí, desencadenadora de historias

Mari Carmen dijo...

Susurros, qué hermosas palabras hablando de los Caballeros de Calatrava, orden de honor y palabra. Y qué bello texto el que te las ha inspirado, esa obra de Natalí que sin duda tiene que ser hermosísima.

Me ha encantado volver a leerte :)

Un abrazo